null: nullpx
Incendios

Fotos, recuerdos y ropa: lo que lograron sacar los evacuados por los incendios en California

Los más de 100,000 evacuados del Valle de San Fernando por el fuego Creek solo lograron llevarse pocas pertenencias, documentos y objetos de valor sentimental en medio de la emergencia. Algunos no han podido regresar a sus casas y no saben si algo de ellas ha quedado en pie.
8 Dic 2017 – 6:38 PM EST

LOS ÁNGELES, California.- Silvia Arellano sabía que tenía solo unos minutos para sacar de su casa en Sylmar, California, sus objetos más valiosos: documentos, fotografías familiares, ropa, tarjetas bancarias, recuerdos y lo que cupiera en su Jeep. Era la madrugada del martes y el fuego Creek, que ha quemado más de 15,300 acres en el condado de Los Ángeles, bajaba por una montaña cercana. La Policía hacía más dramática la salida: "¡Evacuación obligatoria! ¡Salgan!", les ordenaba con un altavoz.

Silvia no había podido regresar a su vivienda la mañana de este viernes y en su auto seguían sus tesoros sentimentales: imágenes y artículos de su padre, Encarnación, quien falleció de cáncer a los 74 años en marzo pasado. Una pelota de béisbol con su firma, su rostro sonriente plasmado en fotografías y figuras religiosas que se dieron en su velorio. Eso logró llevarse Silvia en la evacuación.

"Es el único recuerdo que tengo de mi padre", dice Silvia, una terapista física que hace tres años se mudó a su casa, en la ladera de las montañas del Bosque Nacional Ángeles, pero ha vivido en esa comunidad desde hace muchos años. Por eso ya tiene experiencia en las salidas apresuradas por los incendios forestales y en tener a la mano las cosas de valor.

"Cuando abrí las ventanas todo se estaba quemando. Me espanté. Dije: ¡Dios mío! Nunca había visto nada tan feo", recuerda sobre las llamas que se acercaban a su vecindario el martes por la mañana. Se congeló unos segundos, hasta que su hija le gritó: "¡Mamá! ¡Mamá!". Acto seguido, corrió por todo su hogar para tomar las pertenencias más importantes y las fue llevando al Jeep.


"Saqué cinco álbumes con fotos, todos los papeles importantes, como pasaportes, actas de nacimiento de mis hijas, títulos de los carros; las cosas de la bebé de mi hija. Es todo. Porque todo lo demás se puede reponer", comenta Silvia, de 49 años.

En esos álbumes que rescató está la ropa diminuta de su hija Melissa, ahora de 22 años, pero quien en 1994 era una bebé prematura. También hay postales de momentos que jamás se habrían recuperado si el fuego hubiera alcanzado su casa. Afortunadamente, la propiedad se salvó de la lumbre.

Durante la huida del barrio, Silvia tomó fotografías y un video. Una de esas imágenes la publicó en su cuenta de Facebook y luego se enteró que esa publicación alertó a otros que no estaban enterados de lo que pasaba. "Una amiga vio mi foto y le llamó a su hija que vive en Lakeview Terrace. La despertó y sacó a su familia. Unos minutos después la casa de su vecino se quemó", contó.

Más de 100,000 residentes del Valle de San Fernando han sido evacuados por el fuego Creek.

"No pudimos sacar más"

El hogar de Jeime Cardona también se volvió un caos cuando las autoridades ordenaron que salieran de su comunidad, Santiago Estates, en Sylmar. Ha sido una de las más afectada por el incendio. Al menos siete casas allí terminaron destruidas. "Sacamos ropa para nosotros y los niños, papeles importantes, agua, leche para mis hijos. No pudimos sacar más. Ya el humo era tan intenso que se había metido a la casa", asegura.

Este viernes, la camioneta de Jeime seguía cargada de bolsas con ropa. Sus hijos, de 4 y 2 años, iban con ella cuando se acercó al acceso de su comunidad, pero se topó con un retén de la Policía. Solo el martes por la tarde les permitieron entrar a pie a su casa para verificar en qué condiciones estaba. Nada malo pasó.

"Es muy duro, desde el martes no podemos entrar", dijo ella y lamentó que los hogares de algunos de sus vecinos se hayan convertido en escombros. "Es la suerte de cada quien".

Hazel, una anciana de 74 años, sacó muy poco de su casa en Sylmar antes de abandonarla el martes. "Solo traje dos fotos, una de mi hija y otra de mi esposo; mis vitaminas y mi maquillaje", dice con una sonrisa. "Esto lo que pude agarrar, porque teníamos poco tiempo para salir", explicó.

A ella y a su esposo les dio alojamiento un nieto en Sunland, cerca de ahí. Su vivienda no sufrió daños, pero cuenta las horas para regresar a esta. "Sobrevivimos, lo siento por los que perdieron todo".


En fotos: Pavorosos incendios obligan a la evacuación de miles de residentes del sur de California

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés