Muertes

Familiares de los hispanos desparecidos en el incendio San Gabriel alertan del hallazgo de dos cuerpos

Ricardo Pardo, hermano de Jonathan, uno de los jóvenes desaparecidos, contó a Univision Los Ángeles que descubrió dos cadáveres que cree que son los de sus seres queridos. Las autoridades aún no han confirmado oficialmente la existencia de los cuerpos tras no haber podido acceder hasta el lugar donde se dice que están.
8 Jul 2016 – 9:32 PM EDT

LOS ÁNGELES, California.- Los familiares de los jóvenes hispanos desaparecidos durante el incendio forestal que calcinó 5,399 acres en Los Angeles National Forest el mes pasado aseguraron a Univision 34 Los Ángeles que este jueves encontraron dos cadáveres que sospechan que son los de sus parientes.

Carlos Pérez, de 25 años, y Jonathan Pardo, de 16, salieron a pescar el 20 de junio y desde entonces no se les volvió a ver. Esa misma jornada comenzaron dos fuegos en zonas vecinas, el Reservoir Fire y el Fish Fire, que dada su proximidad pasaron a conocerse como San Gabriel Complex Fire. Ese incendio arrasó con casi 5,400 acres en dos semanas.

Desde el pasado 29 de junio, los familiares de los dos muchachos decicieron empezar a rastrear el terreno calcinado frustrados por la falta de apoyo -según explicaron a Univision- que les habían prestado las autoridades a la hora de localizar a los jóvenes.



Este jueves, Ricardo Pardo, de 21 años, hermano de Jonathan, estaba con un amigo en San Gabriel Canyon, un lugar próximo a la presa Morris, donde tuvo lugar el accidente de tráfico que fue el detonante del incendio Reservoir.

Según su relato, Pardo halló dos cuerpos calcinados y alertó a las autoridades. Pardo cree que se trata de su hermano y de Carlos Pérez, aunque los cadáveres están irreconocibles y no había ningún elemento que permitiera su identificación.

Alguaciles de la estación de San Dimas del Departamento del Sheriff de Los Ángeles (LASD) se desplazaron hasta el lugar, donde también estaban miembros del equipo de bomberos del condado apoyados por helicópteros, pero la operación para comprobar la existencia de esos restos humanos se suspendió hasta el viernes.

LASD indicó a Univision que debido a que se trataba de un terreno de difícil acceso -se calcula que se tarda 90 minutos de camino colina arriba hsata llegar al sitio- y dado que quedaban pocas horas de luz, se aplazó el operativo hasta primera hora de la mañana.

Lea también:


RELACIONADOS:MuertesIncendiosLos AngelesHispanosLocal

Más contenido de tu interés