Protestas

Exempleados de Ashley Furniture exigen respuestas por el cierre de una fábrica en el sur de California

El cierre de la fábrica ubicada en Colton, California, dejó a 840 personas sin trabajo. Los extrabajadores buscan respuestas y exigen justicia.
6 Sep 2016 – 10:34 PM EDT

LOS ÁNGELES, California.- Exempleados de la empresa Ashley Furniture llevaron a cabo una protesta este lunes para denunciar el cierre de una fábrica que resultó en el despido de más de 800 trabajadores.

Israel Naja, organizador de la protesta y también extrabajador de la compañía fabricante de muebles, dijo a Univision Noticias en Los Angeles, que él y los demás activistas buscan una explicación sobre el cierre de la fábrica ubicada en Colton, California.

En 2015, según explicó Naja, algunos de los empleados intentaron sindicalizarse, pero no contaron con los votos suficientes para lograr su objetivo. Los trabajadores remontaron sus esfuerzos este año, motivo por el cual sospechan que la empresa tomó pasos para cerrar la factoría.

“Desde el año pasado estuvimos buscando la sindicalización, pero en una votación no tuvimos la mayoría. Nos hacían falta meses y días para organizarnos y volver ponerlo a votación. Esta vez pensamos que sí lo lograríamos”, comentó Naja.

El despido fue anunciado el pasado 26 de agosto, un suceso que tomó por sorpresa a los 840 empleados que se vieron de un día para otro sin trabajo.

Aunque la empresa les otorgó una compensación monetaria (pago de 60 días), para muchos de los trabajadores que llevaban años trabajando con Ashley Furniture este cambio será “difícil”.

“Muchas personas tenían más de 10 o 15 años con la empresa. Los que tenían más antigüedad recibían alrededor de 14, 15 y 16 dólares la hora. Van a toparse con empezar de nuevo, ganar el mínimo”, expresó Naja.

Pese a que muchos ya han comenzado a solicitar nuevos empleos, este lunes entre 200 a 300 personas se presentaron en las instalaciones de la fábrica en busca de explicaciones y justicia.

“Lo vemos como una especie de represalia en contra de quienes queríamos buscar la sindicalización y más que nada queremos la justicia”, afirmó Israel Naja.

En el evento del lunes estuvieron presentes miembros del sindicato SEIU. La senadora estatal Connie Leyva también se unió a la protesta y expresó su solidaridad con los trabajadores.

Por su parte, los oficiales de Ashley Furniture han señalado que el cierre de la fábrica se debe a que la empresa busca trasladar su producción a factorías en Carolina del Norte, Mississippi y Wisconsin.

Israel Naja dijo que continuarán su lucha para lograr que se haga justicia para los 840 trabajadores despedidos.

Más contenido de tu interés