null: nullpx
Corrupción

El alcalde de South El Monte recibió miles de dólares en sobornos

Sobres repletos de dinero eran entregados al funcionario en lugares discretos para beneficiar a un contratista de la ciudad. En total se habría embolsado al menos $45,000.
29 Jul 2016 – 10:16 PM EDT

LOS ÁNGELES, California.- El alcalde de la ciudad South El Monte, Luis "Louie" Aguinaga, aceptó este jueves que recibió miles de dólares en sobornos, dinero en efectivo que solía recoger en sobres que le dejaban en el baño del ayuntamiento o en la guantera del automóvil.

Aguinaga, quien fue elegido alcalde en 2009, se declaró culpable de cohecho para llegar a un acuerdo judicial y evitar la pena máxima de 10 años de cárcel.

Los sobornos que estuvo recibiendo durante 7 años por parte de un contratista para recibir contratos de la ciudad, ascendieron a 45,000 dólares, informó la Procuraduría de los Estados Unidos que presentó una acusación por corrupción gubernamental.

El contratista sólo se identifica en los documentos de la corte como "CW" por colaborar con el Buró Federal de Investigaciones (FBI).

Los sobres con dinero en cantidades de 500 y 1,000 dólares eran recogidos por el alcalde en lugares discretos, como el baño del ayuntamiento o en la guantera de un vehículo, refiere la acusación.

La Procuraduría Federal en Los Ángeles informó que Aguinaga, de 48 años de edad, tendrá que comparecer ante la corte el próximo 10 de agosto.

En el acuerdo judicial, Aguinaga reconoce que estuvo recibiendo dinero entre 2005 y 2012 por parte de un contratista para poder hacer negocios con la ciudad.

Aguinaga ocupó la alcaldía por primera vez en 2011, pero desde el 2003 ha sido parte del gobierno de South El Monte, una ciudad donde el 85% de sus aproximadamente 20,000 habitantes son hispanos.

También es miembro de la junta directiva de la Autoridad para la Calidad del Agua en el Valle de San Gabriel (WQA).

"No hables, vamos al baño"

Los sobornos eran como recompensa para el alcalde por la aprobación que daba a contratos que beneficiaban al contratista.

Cada dos o tres semanas, cuando el contratista cobraba el cheque que la ciudad le daba por los servicios que ofrecía, el alcalde recibía un sobre con efectivo, señala la acusación.

Si el contratista no enviaba el respectivo sobre con dinero, Aguinaba le llamaba de inmediato para exigir “su pago”.

En septiembre de 2012 agentes del FBI supervisaron una de las entregas de dinero.
“El acusado estaba nervioso de reunirse con CW porque funcionarios de Cudahy (otra ciudad del sur de California), incluyendo el alcalde, habían sido arrestados recientemente por aceptar sobornos”, se lee en la acusación.

“Mientras el acusado estaba hablando con CW, el acusado mostró a CW su teléfono celular en el que había escrito: ‘No hables’ o ‘No digas nada’, y le pidió en varias ocasiones que lo acompañara al baño. Una vez en el baño, CW dejó un sobre con 2,000 dólares en efectivo cerca del lavamanos. El acusado tomó el sobre que contenía el dinero y se quedó con al menos 1,000 para él”.

La fiscal federal Eileen Decker dijo que este esquema de corrupción representa una amenaza a la institución de gobierno, además de destruir la confianza del público en todos los funcionarios.

RELACIONADOS:CorrupciónAlcaldesCaliforniaSobornosFBI

Más contenido de tu interés