null: nullpx
Salud

Después de superar un doble trasplante este indocumentado busca la residencia permanente para mantenerse vivo

Por su condición migratoria José Robles no pudo tener la atención médica que ameritaba en momentos en los que se debatía entre la vida y la muerte. Gracias a que un hospital del sur de California aceptó operarlo, logró una nueva oportunidad y ahora necesita una residencia permanente para poder recuperarse.
19 Jul 2018 – 7:39 PM EDT

José Robles batalló por meses con sus dolencias, su corazón y su riñón no se encontraban bien y su estado de salud era crítico. Pero este inmigrante radicado en California tenía otra dolencia mayor, al ser indocumentado, el sistema de salud de los Estados Unidos parecía estar completamente fuera de su alcance.

Por meses tocó puertas en diferentes hospitales manifestando la gravedad de su caso, a la final su intervención era de vida o muerte. Robles y su familia, sin embargo, se llevaron una gran decepción al darse cuenta de que su situación legal podía de verdad ser una verdadera sentencia.

Ante la imposibilidad de conseguir el doble trasplante, la familia Robles intentó buscar paliativos médicos que le ayudaran al menos a prolongar las posibilidades de encontrar un hospital que sí aceptara su caso. Todo, por supuesto, representaba altas sumas de dinero, por lo que se creó una campaña de GoFoundMe.

“A mi tío, José Robles, se le negó un trasplante de corazón debido a que no era residente legal de los EE. UU. Y tiene hasta 4 semanas o 1 año de vida. Es padre de 3 niños pequeños y su familia necesita desesperadamente apoyo financiero. Cualquier cosa ayudará y será apreciado”, decía la campaña.


Mientras intentaban conseguir más voluntad de ayuda de la gente común que de los propios médicos, la hermana de José, Celia Romero, no se rindió en su intento de salvarle la vida. Después de la negativa de cuatro hospitales del sur de California y tras tocar miles de puertas logró por fin encontrar un centro médico que le hiciera los dos trasplantes.

José fue internado y quedó a la espera de un corazón y un riñón, con la suerte de que en cuestión de tres meses surgieron los órganos compatibles.

En mayo, Robles salió bien librado de las dos complicadas intervenciones que se tomaron 12 horas. “Es un milagro que Dios me ha concedido para poder estar con mi familia. Me siento bien”, dijo Robles apenas recuperándose de su gran batalla.

Con la convicción de que iba a estar presente para luchar por sus hijos, José ha tenido una muy buena recuperación. Ha sobrellevado muy bien los primeros meses después de la intervención, tiempo crítico en el que los médicos evalúan si el cuerpo recibe bien los órganos trasplantados.

Con un mejor semblante y con las transformaciones vitales y laborales que puede traerle su mejor estado de salud, este padre de familia parece haber sobrepasado este duro impase.

Sin embargo, su condición de irregularidad sigue perturbándolo sobre todo considerando que no se puede mover ni viajar del país porque aún sigue en recuperación.

Pero Robles ha contado de nuevo con suerte, ha logrado dar con un abogado que ha acogido su caso para buscar una residencia permanente: "Estamos hablando de vida o muerte, si lo deportan la posibilidad de muerte es muy alta”, explicó el abogado a Univisión.

El caso de José Robles es solo una de las ciento de historias que demuestran el gran reto que enfrentan los inmigrantes en condición de irregularidad para acceder a unos servicios de salud dignos.

Los expertos, sin embargo, le recuerdan a los indocumentados que muchas veces pueden recibir servicios sin que se les pregunte su situación migratoria.

“Hay muchos programas que son casi gratuitos y son específicamente diseñados para estas familias, pero muchos no vienen por temor a delatar su condición. Los psicólogos y terapeutas siempre están pensando cómo los podemos ayudar si no nos dejan ayudarlos", le dijo a Univision Noticias la doctora en psicología Yamalis Díaz de Langone Medical Center de New York University.

En fotos: el Affordable Care Act (ACA), la ley de salud conocida como Obamacare, desde su aprobación hasta hoy

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés