null: nullpx
Contaminación

Derrame de aguas residuales provoca el cierre de las playas de Long Beach

Las playas de Long Beach permanecen cerradas hasta nuevo aviso debido a la posible contaminación por aguas residuales en la zona. Autoridades de salubridad han indicado que aproximadamente 2.4 millones de galones de aguas contiminadas se han derramado debido a una ruptura de tubería.
19 Jul 2016 – 10:36 AM EDT

LOS ÁNGELES, California.- Las playas en la ciudad de Long Beach permanecen clausuradas luego de que un derrame de aguas residuales afectara la zona costera, confirmaron autoridades del Departamento de Sanidad de Los Ángeles.

El vertimiento de las aguas negras comenzó el lunes por la tarde en una zona industrial del centro de Los Ángeles. Las autoridades de salubridad indicaron que una ruptura de tubería se registró poco después de las 2 de la tarde (hora del Pacífico) sobre las calles Sexta y Mission Road.

El derrame—de aproximadamente 2.4 millones galones de líquido residual—alcanzó el Río de Los Ángeles y acabó en la región costera de Long Beach.

Este martes, los oficiales llevan a cabo pruebas en la región y han pedido a los bañistas y surfistas que eviten las aguas de las playas de Long Beach hasta nuevo aviso.

Equipos de limpieza continúan sus labores para repar la tubería y remover los residuos de las aguas en el centro de Los Ángeles.

RELACIONADOS:ContaminaciónAguaSaludLocal

Más contenido de tu interés