Estafa y Fraude

Decía a sus pacientes que iban a morir para cobrar el Medicare

La convicta pasará ocho años en prisión y tendrá que restituir casi 7.5 millones de dólares por asistir con servicios para enfermos terminales a pacientes que no estaban muriendo en el California Hospice Center en la ciudad de Covina.
23 Jun 2016 – 9:41 PM EDT

LOS ÁNGELES, California.- Una mujer de Placentia, California, fue sentenciada este miércoles a pasar ocho años en una prisión federal por su relación en un hospicio en el que se cometieron fraudes por más de 9 millones de dólares en cuentas de Medicare y Medi-Cal al proveer servicios para pacientes terminales a personas que no estaban muriendo.

Priscilla Villabroza, de 70 años, fue sentenciada por el juez distrital federal, James Otero, quien calificó la conducta de la defendiente como “desalmada” y “despreciable”, y le ordenó restituir casi de 7.5 milones de dólares.

Villabroza está entre los 10 acusados a los que se les imputaron cargos relacionados por el fraude en el California Hospice Care en la ciudad de Covina, que la mujer compró en 2007 cuando el lugar era investigado en un caso previó de fraude.

Entre marzo de 2009 y junio de 2013, el hospicio metió cerca de 9 millones de dólares de recibos fraudulentos a Medicare y Medi-Cal por servicios relacionados y mediante programas de salud se pagaron cerca de 7.5 millones de dólares.

“Este fraude es uno de los tantos en los que se victimizó a los contribuyentes que financian los programas de salud. Además se victimizó a los pacientes que fueron atendidos en el hospicio y se les cambió el tratamiento por ningún motivo médico”, declaró la fiscal federal por el distrito central de California, Eileen M. Decker.

Los 10 acusados por la estafa se declararon culpables a fraudes de salud o fueron sentenciados en juicio.

Después de un juicio de dos semanas que terminó el mes pasado, Sri Wijegoonaratna, conocido como Doctor J., de 61 años, y Boyao Huang, de 43 años, fueron encontrados culpables por fraude de salud por falsificar certificados de pacientes de Medicare con enfermedades terminales que no estaban muriendo.

El juez Otero tiene programada la sentencia para ambas personas el 15 de agosto de este año.

Parte del fraude incluye la compra del hospicio y su manejo por Villabroza de manera secreta, mientras que su hija, a quien también le imputaron cargos, era la verdadera dueña.

La estafa también incluyó el pago ilegal a vendedores para referir a beneficiarios de Medicare y Medi-Cal, documentos falsos de enfermeras y falsos certificados de médicos de personas con enfermedades terminales y aún así eran acreedores a beneficios en el hospicio.

Los implicados también presentaron documentos alterados para responder a las auditorías de Medicare para que los pacientes que recibían en el hospicio aparecieran más enfermos de lo que estaban.

En el caso previo de estafas en programas de Medi-Cal por cuentas fraudulentas, Villabroza recibió una sentencia de cuatro años y seis meses de presión federal.

La investigación en el California Hospice Care fue realizada por la oficina de Inspección General del Departamento de Salud y Servcios Humanos de Estados Unidos, la Oficina Federal de Investigación (FBI, por su sigla en inglés), la oficina de Fraude y Abuso a los Ancianos de Medi-Cal en California y la Investigación Criminal del Servicio Interno de Ingresos (IRS, por su sigla en inglés).

Lea también:


Más contenido de tu interés