Historia

Cuando el Queen Mary fue el "fantasma" temido por Hitler

Adolf Hitler puso precio al hundimiento del Queen Mary, 250,000 dólares para quien pudiera enviar al fondo del mar al transatlántico que durante años cruzó el océano cargado de soldados aliados para el frente europeo. La velocidad del buque y su aspecto gris le sirvieron para escapar de los enemigos y poder celebrar este viernes su 80 aniversario.
27 May 2016 – 10:04 PM EDT

LOS ÁNGELES, California.- El transatlántico Queen Mary, que este viernes cumple 80 años, fue un dolor de cabeza para Adolf Hitler durante la Segunda Guerra Mundial. Un barco que pasó de transportar civiles a convertirse en un vehículo de suministro de tropas de refuerzo desde Estados Unidos hasta el frente europeo. Aquellos convulsos años, el navío fue conocido como el "Fantasma Gris".

El Queen Mary inició su viaje inaugural el 27 de mayo de 1936 entre gran expectactión. Había sido diseñado para ser el trasatlántico más moderno y veloz del planeta. Una obra de la empresa Cunard que demostró su valía unos años más tarde, cuando su casco perdió su color negro original para mimetizarse con el mar.

En 1939, por orden del gobierno británico, el Queen Mary fue despojado de sus lujosos interiores y fue pintado de color gris. Fue precisamente el aspecto fantasmagórico que adquiría entre la neblina matinal Nueva York cargado de soldados lo que le hizo merecedor de su apodo, según contó a Univision Los Ángeles el capitán honorario del barco, Everette Hoard.


De 1940 a 1946 el “Fantasma Gris” transportó a 765,429 soldados y tal fue su aporte militar que Adolf Hitler ofreció una recompensa de 250,000 dólares al marinero que lograra hundir la embarcación y cortar así el flujo de tropas que reforzaban a sus enemigos.

A pesar de los esfuerzos germanos, la velocidad del navío permitió que sorteara las amenazas de los submarinos y buques de guerra de los nazis.

Winston Churchill, el primer ministro británico, viajó en el Queen Mary tres veces durante la guerra y llegó a considerar el navío como su cuartel general en el mar.

“Construido para las artes de la paz y para vincular el mundo antiguo con el nuevo, el Queen Mary desafió la furia del hitlerismo en la batalla del Atlántico. Sin su ayuda, no cabe duda que el día de la victoria final, hubiese sido pospuesto”, llegó a decir Churchill.

La Segunda Guerra Mundial llegó a su fin en 1945 y las ultimas misiones del Queen Mary, en función militar, fueron el transporte de las llamadas “novias de guerra”—mujeres europeas que se casaron con soldados estadounidenses y luego emigraron a EEUU.

De mayo a septiembre de 1946, el barco trasladó a 12,886 mujeres y niños de Europa a Estados Unidos y Canadá.


El último "Titanic" alcanza 80 años

Loading
Cargando galería

Queen Mary reina en Long Beach

Historiadores han designado los años de 1947 a 1961 como la época de oro del Queen Mary, que terminó con la proliferación de los vuelos comerciales que marcaron el final de la popularidad de los lujosos transatlánticos de vapor.

El 27 de julio de 1967, el Queen Mary pasó a manos de la ciudad de Long Beach, en el sur de California, donde inició su nueva fase como un hotel y museo.

Everette Hoard explicó que la mayoría de los transatlánticos fueron diseñados para servir de 30 a 35 años. “El hecho que el Queen Mary cumpla 80 años (27 de mayo) es un logro increíble. Jamás volveremos a ver una nave como ella”, dijo.

Este fin de semana festivo, en honor al aniversario de su viaje inaugural, se llevan a cabo una serie de celebraciones que comenzaron el jueve por la noche con una gala en el Gran Salón del Queen Mary, y continuarán hasta el Memorial Day. El viernes -día del cumpleaños del buque- el acceso es gratuito para todos los visitantes. En recuerdo al pasado bélico del barco, los veteranos de guerra y los militares en activo no pagarán tampoco por entrar al "Fantasma Gris" del 28 al 30 de mayo.


RELACIONADOS:HistoriaVida LAGuerras EEUULocal

Más contenido de tu interés