Impuestos

Angelinos votarán si el impuesto para transporte debe incrementar

Actualmente los angelinos pagan medio centavo más por cada artículo que compran como parte del impuesto que se destina a obras de transporte, pero Metro propone que suba a un centavo.
23 Jun 2016 – 7:00 PM EDT

LOS ÁNGELES, California.- La Administración Metropolitana del Transporte (Metro) en el condado de Los Ángeles dio este jueves su visto bueno para someter a referéndum su plan de subida de impuestos con el que espera financiar los proyectos de transportación durante las próximas décadas.

La junta directiva de Metro falló a favor de preguntar a los residentes si quieren que les suban en medio centavo el coste de cada compra que realicen en el futuro.

Para que sea aprobada tiene que recibir el respaldo de dos tercios de los electores.

La medida, que podría figurar en las boletas como Propuesta M o R2, tendría carácter indefinido y se sumaría a la que ya se aprobó en 2008, cuando los votantes respaldaron con amplia mayoría (más de un 66% de apoyos) otro incremento de tasas de medio centavo para mejorar la infraestructura de transporte.

En caso de salir adelante, el aumento de impuestos para recaudar dinero para mejorar la red de transporte –un centavo, si se suman los dos incrementos– se mantendría hasta que los electores decidan lo contrario. El plan inicial había puesto fecha de caducidad a ese impuesto en 2040, año para el que calculaban que se habría recaudado unos 120,000 millones de dólares.


Al convertir la subida en permanente, Metro asegura que se podrán acelerar nueve proyectos, entre ellos la expansión de la Línea Crenshaw/LAX hasta Hollywood en 8 años, y en 5 años la extensión de la Línea Verde hasta Norwalk.

La propuesta incluye casi cuarenta mejorías para las vías de la ciudad en 4 décadas y se centra en ferrocarril –con el proyecto del túnel en el Paso Sepúlveda que conectaría el área de Los Ángeles con el Valle de San Fernando sorteando la autopista 405- así como acelerar la construcción que extenderá la Línea Morada a Westwood.

También se propone extender las líneas subterráneas Roja y Dorada y construir nuevas líneas de transporte público en el Valle San Fernando y en Artesia. Además expandiría el servicio de autobuses en algunas vías principales y también se realizarían varias mejoras de las carreteras.

El director de la junta directiva de Metro, Mark Ridley-Thomas, calificó el plan impositivo de “transformador” para el condado de Los Ángeles.

En una columna de opinión publicada este jueves en el diario Los Angeles Times, el alcalde de Los Ángeles, Eric Garcetti, indicó que iba a votar a favor de la subida de impuestos.

“Debemos proporcionar los fondos adecuados para asegurarnos de que nuestro sistema de transporte mantiene su funcionalidad para las próximas generaciones”, comentó el líder local que señaló que el número de habitantes en el condado crecerá en 2 millones de personas en 2 décadas y la congestión del tráfico “solo empeorará” si no se toman medidas.

Expertos en transporte y urbanismo consultados por CityLab Latino, un proyecto de CityLab y Univision, indicaron que, aunque la inversión mejorará la red de transportes, tendrá un impacto limitado a las áreas en la que se concentren los proyectos y no será suficiente para remediar los problemas de atascos en Los Ángeles debido al crecimiento poblacional y a una planificación urbanística que favorece el uso de automóvil.


Más contenido de tu interés