null: nullpx
Muertes

Raymond Pryer: el niño de 3 años que murió tras ser olvidado en el autobús de una guardería en Texas

La pequeña víctima estuvo cuatro horas dentro del vehículo expuesto a temperaturas que superaron los 110 grados Fahrenheit, según un reporte policial. Fue olvidado dentro del vehículo luego de un viaje de campo a un parque cercano.
20 Jul 2018 – 12:03 AM EDT

HOUSTON, Texas. Raymond Pryer, de 3 años de edad, murió el jueves a consecuencia de exposición a altas temperaturas tras haber sido olvidado dentro del autobús de una guardería al noroeste de Houston, informaron autoridades del precinto 1 del condado Harris.

Cuando el personal de emergencia llegó a la escena, alrededor de las 7 pm, le prestó los primeros auxilios al pequeño, pero no logró reanimarlo. Pronto fue transportado a un hospital donde lo declararon muerto a las 7:45 pm.

El niño estuvo por lo menos cuatro horas dentro del vehículo, cuya temperatura interior al momento de la llegada de los paramédicos era de 113 grados Fahrenheit, según informó Alan Rosen, alguacil del precinto 1 del condado Harris, en una conferencia de prensa.


Rosen dijo que el autobús estuvo estacionado desde las 3 pm, luego de que un grupo de 28 niños, entre los que estaba el menor fallecido, regresó de un viaje de campo al parque Doss ubicado a 4.5 millas de distancia del centro infantil.

“Todo parece indicar que el niño se durmió en el trayecto de regreso a la guardería y ni el conductor ni la mujer a cargo del grupo se percataron de que se había quedado adentro después de que todos los demás niños se bajaron”, dijo Rosen.

Según el relato del oficial, el personal solo notó la ausencia del menor cuando su padre llegó a recogerlo a las 6:30 pm y no lo pudieron ubicar dentro de las instalaciones. Fueron a revisar en el autobús y allí lo hallaron inconsciente. De inmediato llamaron a la línea de emergencias, pero ya era demasiado tarde.

“No me puedo imaginar lo que sintió el padre cuando llegó a recoger a su amado niño y el personal no podía hallarlo”, dijo Rosen y agregó que en estos momentos nada podrá hacer que el dolor de los padres disminuya.


Los investigadores del caso están procesando el vehículo para “determinar si el menor trató de abrir la puerta, empujándola… al parecer se despertó”, agregó el oficial, pero dijo no saber en qué lugar se halló el cuerpo del niño.

Todavía no se establece si hubo alguna violación a las regulaciones para el transporte de menores, pero tanto el conductor como la empleada que acompañó a los niños en el viaje están detenidos para ser interrogados y podrían enfrentar cargos. Ambos están cooperando con los investigadores.

Según registros del centro, el niño aparece incluido en la lista de estudiantes que regresaron del viaje de campo.

“Esta es una muerte que se pudo haber prevenido… Me parece que esto fue un acto grave de negligencia. Es una tragedia, los oficiales que acudieron a la escena están muy tristes”, agregó el alguacil.

Rosen dijo que las personas deberían crear el hábito de revisar siempre su vehículo cuando se bajan o emplear estrategias que los fuercen a tener que abrir la puerta trasera, como poner la billetera, el bolso, el celular o cualquier otra cosa que sea indispensable. De esa manera se pueden evitar muchas muertes de niños por olvidarlos en los autos.

De acuerdo con registros citado por la cadena KTRK, la guardería recibió citaciones por violaciones relacionadas con su autobús en 2015, en las que se incluyó no tener una alarma de seguridad infantil electrónica utilizada para notificar al conductor que un niño se quedó en el vehículo.

Vea También:


En Imágenes: Las muertes de menores que más han conmovido a la comunidad de Houston

Loading
Cargando galería
RELACIONADOS:MuertesNiñosNegligenciaTexasLocal

Más contenido de tu interés