null: nullpx
Inmigración

Los pequeños músicos de origen mexicano que cantan para pedir un alto a las deportaciones

Los hermanos Yaxeni y Ricardo Rivera, de 9 y 7 años de edad, son los intérpretes del grupo "Los Luzeros de Rioverde" y acompañados de su guitarra y acordeón piden al gobierno que cambie las leyes de inmigración y que no deporte a más indocumentados.
11 Jul 2016 – 04:34 PM EDT

HOUSTON, Texas - A pesar de su corta edad, los hermanos Yaxeni y Ricardo Rivera, de 9 y 7 años, tienen claro que no está bien separar a las familias. Por eso piden, a través de sus canciones y acompañados de su guitarra y acordeón, que el gobierno cambie las leyes de inmigración y no deporte a más indocumentados.

Estos niños, ciudadanos estadounidenses que viven en Houston, formaron un grupo musical con el apoyo de sus padres, Ricardo e Indira Rivera, al cual llamaron Los Luzeros de Rioverde.

Las letras de los temas que han grabado, ideadas por su padre, exponen historias relacionadas con la inmigración de indocumentados. De esa forma buscan ayudar a difundir un mensaje en favor de aquellos que inmigraron a este país en busca de oportunidades para salir adelante, pero aún no cuentan con documentos legales.


Aunque Yaxeni y Ricardo aún están muy chicos, ya han grabado dos discos, el último de los cuales incluye el tema " El descendiente", que narra la historia de su propia familia, que alguna vez también fueron indocumentados.

"Es una canción que lleva un mensaje muy bonito, a mi me gusta mucho y esperamos que llegue al corazón de la gente", dijo el pequeño Ricardo.


La idea del tema fue del padre, quien pidió al compositor Leo Olmos, de Austin, Texas, que le ayudara a escribir la letra.

"Yo quería una canción que hablara de lo que sufrimos nosotros cuando fuimos indocumentados, pero que también sirviera para poner un granito de arena y ojalá sirva para tocar el corazón de mucha gente y ya no haya más deportaciones y separación de familias", dijo Ricardo, el padre de los niños.

Segun Ricardo, el tema que más motiva al público dice: "Quisiera mi canto llegara hasta el cielo y fuera escuchado primero por Dios y ese fuera el medio para que en el suelo tocara las almas y hasta el corazón de aquellos que forman parte del Gobierno, los que hacen las leyes de la inmigración".

Al parecer, el gusto por la música de "Los Luzeros de Rioverde" y el talento para interpretarla lo traen en la sangre. Cuando su padre era niño, en su natal San Luis Potosí, en México, cantaba en las cantinas a las que iba su padre y se ganaba algún dinero.

Sin embargo, nunca se imaginó que sus hijos comenzarían a cantar antes de que pudieran hablar bien.

"Fue una sorpresa muy grande y al mismo tiempo no quería que comenzaran a darse a conocer, porque quería que se prepararan primero, que estudiaran", señaló Ricardo. "Ellos lo hicieron tan bien desde la primera vez que la gente comenzó a pedir más".

Ricardo, quien toca el bajo quinto se inició desde los 4 años y Yaxeni desde que tenía 6 o 7, indicó.

La música que los niños tocan es 100 por ciento norteña y, aunque tienen presentaciones musicales, le dan prioridad a la escuela, indicaron los padres.

Lea También:

Publicidad