Elecciones 2016

Las razones por las cuales un reconocido abogado de Houston decidió retirarle el apoyo a Donald Trump

Jacob Monty, un abogado de inmigración de Houston quien hasta el pasado miércoles fue parte del comité de asesores hispanos para Trump, decidió retirarle su apoyo al candidato republicano.
2 Sep 2016 – 8:23 PM EDT

HOUSTON, Texas - Jacob Monty, un abogado hispano de Houston que hacía parte del comité de asesores hispanos de Donald Trump, se sintió engañado por el magnate y decidió retirarle su apoyo tras escuchar el plan migratorio que el candidato anunció en Arizona.

Y no sólo eso, también renunció al Comité Nacional de Asesores Hispanos de Trump, lo que significa que detendrá la recaudación de fondos para el candidato en el estado de Texas.

"Renuncié porque vi que nos estaba engañando, nos dijo que iba a apoyar una reforma y no cumplió . Anoche vimos que realmente él no quiere resolver este problema", dijo Monty en entrevista con Noticias 45 Houston.

Justo después del discurso de Trump en Phoenix, Monty publicó en su cuenta de Facebook que le había dado al candidato un plan para mejorar la seguridad fronteriza, para sacar del país a inmigrantes con historial criminal y para darles una oportunidad de trabajo a los millones de indocumentados honestos, pero que éste la había rechazado.

"Ahora yo tengo que rechazarlo a él. Esta noche el no actuó como un republicano sino como un populista, como el padre Coughlin de nuestros tiempos", escribió.

Monty pone en duda que Trump en verdad quiera ser electo presidente porque su manera de actuar no es consecuente con la de alguien que quiere ganar.

"Estaba ganando cuando anunció que estaba abierto a una reforma. Le empezó a ir mejor. Y cuando se fue a México a juntarse con el presidente, eso era muy bueno, mostraba liderazgo. Pero con el discurso que dio anoche lo tiró todo a la basura", comentó.

Varios republicanos hispanos, incluyendo a Monty, confiaban en que Trump usaría su discurso de la noche del miércoels para proponer un enfoque más favorable para los millones de personas que ya están en el país de forma ilegal.


En su lugar, Trump volvió a apegarse a su línea dura que le consiguió popularidad a través de las primarias y que no lo aparta ni un poquito de su promesa inicial de expulsar a millones de personas que están en Estados Unidos sin documentos.

"Quienes están aquí hoy ilegalmente y están buscando un estatus legal, tendrán solo una ruta y es solo una: volver a casa y solicitar reentrada bajo las reglas del nuevo sistema de inmigración legal que he presentando antes", advirtió Trump en su discurso.

Para Tony Payan, profesor de ciencias políticas en la Universidad Rice, las diferentes instancias de deserción que se están viendo por parte algunos líderes republicanos que han abandonado la campaña de Trump (no sólo en Texas) tiene que ver con la incapacidad del candidato para llevar a cabo la llamada operación 'cicatriz'. Lo que significa que el candidato no ha logrado unificar a su partido.

"20 por ciento de los votantes que se identifican como republicanos apoyan a Hillary Clinton. Estamos hablando de una cantidad realmente extraordinaria de republicanos moderados, centristas que definitivamente han abandonado la campaña de Donald Trump", dijo.

Payan cree que los líderes del partido republicano han comenzado a ver que el comportamiento errático y las actitudes improvisadas del candidato Trump comienzan también a 'amenazar' la mayoría republicana en el congreso, tanto en el senado como en la cámara de diputados.

"Ante esa posibilidad de que Trump no logre reconciliar o unir al partido detrás su candidatura y que por el contrario haya una reacción a sus posturas en materia de políticas publicas, [temen] que definitivamente les cueste también el congreso y quizas algunos otros puestos o incluso hasta pueda diluir la influencia del partido en ciertos estados que eran bastante seguros", explicó

De este hecho se desprende que muchos líderes o estrategas del partido republicano estén tratando de ver más allá de las elecciones que se avecinan y tomen la drástica decisión de abandonar al candidato presidencial, sin abandonar al partido.

"Muchos republicanos están entendiendo que Trump es una figura pasajera que pudiera no ganar las elecciones pero ellos tienen que estar viendo hacia adelante", dijo.

En el caso de Texas, explica Payan, la base del partido republicano sigue siendo el sector más rural y los anglosajones. Pero esa base no va a ser suficiente para mantener el liderazgo a largo plazo. Varios líderes estatales y/o los estrategas del partido se han dado cuenta de que el estado está cambiando sustancialmente en materia de minorías y buscan apostarle a una coalición más amplia e inclusiva.

Más contenido de tu interés