Pena de muerte

Ejecutarán en Texas a un mexicano condenado hace dos décadas por violar y asesinar a su prima

Rubén Ramírez Cárdenas secuestró y abusó de la joven de 16 años, la golpeó violentamente con sus puños y la estranguló. Por este crimen recibirá la inyección letal en la prisión de Hunstville el próximo 8 de noviembre.
16 Oct 2017 – 7:24 PM EDT

HOUSTON, Texas. Un mexicano que fue condenado hace más de dos décadas a la pena de muerte por la violación y el asesinato de su prima, una joven de 16 años, recibirá la inyección letal el miércoles 8 de noviembre en la prisión de Hunstville, según informó la agencia AP.


Se trata de Rubén Ramírez Cárdenas, de 47 años, quien según registros judiciales fue sentenciado en febrero de 1997 por la muerte de su prima Mayra Laguna, de 16 años. El cuerpo de la víctima fue abandonado en un canal cerca de la ciudad de Edinburg, en el sur de Texas, a unas 10 millas de su residencia.

Los investigadores del caso lograron recabar evidencia para probar que el 22 de febrero de ese año Ramírez Cárdenas ingresó por una ventana a la vivienda de la adolescente en McAllen, la amarró con cinta adhesiva y luego huyó con ella en compañía de un cómplice, identificado como Tony Castillo. Así quedó consignado en los registros del Departamento de Justicia Penal de Texas.

Después de secuestrarla, el hombre violó a su prima, la golpeó con severidad con sus puños y la estranguló. Luego se deshizo de su cuerpo.

Ramírez Cárdenas, originario de Guanajuato en México, ingreso al pabellón de la muerte el 29 de julio de 1998.

En la lista de ejecuciones programadas en Texas figura Anthony Shore, de 42 años, conocido como el 'asesino del torniquete'. El reo recibirá la inyección letal este miércoles 18 de octubre, luego de que una corte de apelaciones negó una petición de sus abogados de suspender la ejecución, argumentando que el acusado sufría daño cerebral.

La semana pasada Texas ejecutó a Robert Pruett, de 38 años, un hombre que estaba preso desde los 16 años por ser cómplice en un asesinato cometido por su padre. Inicialmente había sido condenado a vida en prisión, pero luego, a sus 20 años, fue acusado de apuñalar y matar a un guardia de la prisión donde estaba encarcelado y lo sentenciaron a pena de muerte.

Vea También:

En fotos: La mirada de los asesinos más crueles del último siglo

Loading
Cargando galería


Más contenido de tu interés