null: nullpx
Tradición

Dan clases de altares de muertos para honrar a quienes ya no están entre nosotros

Cada año Macario Ramírez junto con su esposa Chrissie celebran el Día de Muertos y ofrecen clases de altares en su negocio en la ciudad de Houston con el objetivo de conservar viva esa tradición de este lado de la frontera.
30 Oct 2019 – 6:38 PM EDT

HOUSTON, Texas. - La muerte es un personaje muy popular en el arte mexicano con una gran variedad de representaciones, las cuales se hacen presentes en esta época del año, especialmente en la celebración de Día de Muertos el 31 de octubre y el 1 y 2 de noviembre, fechas en que la iglesia católica celebra la memoria de Todos los Santos y de los Fieles Difuntos.

Los altares forman parte de estas tradiciones porque existe la creencia de que con estos, el alma de los difuntos regresa del mundo de los muertos para convivir con la familia ese día, y así consolarlos y confortarlos por su fallecimiento.

“El ya sentía que tenía poco tiempo, pero luchaba y hacía lo que podía para estar más tiempo con nosotros”, así recordó Lisa Romero a su esposo Lucio, razón por la cual construyó un altar de muertos en su memoria.

“La primera vez que vi un altar de muertos fue en México. Yo era muy joven y me asusté mucho”, narró Macario Ramírez quien junto con su esposa Chrissie celebran cada año el Día de Muertos y ofrecen clases de altares en su negocio ‘Casa Ramírez’ localizado en la ciudad de Houston.


Los altares más comunes son de dos niveles, que representan el cielo y la tierra, aunque hay algunos que agregan el purgatorio en un nivel más.

Las ofrendas del altar deben contener una serie de elementos como la comida y bebida favorita del difunto, así como fotografías para invitar al ser querido a que regrese del mundo de los muertos. En la parte de arriba del altar se coloca el arco que simboliza la entrada al mundo de los muertos.

Las veladoras son tradicionales en la representación de un altar porque es considerada una luz que guía a los muertos. La flor de cempasúchil representa el sol y la vida eterna en el cielo después de la muerte y según las creencias su aroma también sirve de guía a los difuntos en su camino al altar.

Los altares de muertos datan de la época prehispánica y con el paso de los años los deudos los han ido modificando al darles un toque más personalizado.

Te puede interesar:

El día que los muertos regresan atraídos por un altar

Loading
Cargando galería
RELACIONADOS:TradiciónFiestas y CelebracionesMéxicoLatinosTexas

Más contenido de tu interés