null: nullpx
Arrestos

Autoridades de Houston lograron arrestar a dos pandilleros que abusaron de una menor a quien atrajeron en redes sociales

El rescate de la víctima y posterior captura de los pandilleros se produjo gracias a que la joven logró comunicarse con una amiga para informarle sobre lo que estaba ocurriendo. Los sujetos se habían hecho pasar como productores de música para atraer a la joven.
1 Nov 2016 – 5:21 PM EDT

HOUSTON, Texas – Dos sujetos, quienes figuran como pandilleros registrados, fueron arrestados en el área de Houston y enfrentan varios cargos por abuso sexual agravado contra una jovencita de 15 años.

De acuerdo con autoridades del condado Harris, Francisco Anavisca, de 25 años, y Pedro López, de 24, entablaron una conversación con la víctima a través de las redes sociales KIK y MeetMe.com en la cual se hacían pasar como productores musicales que tenían conexiones en la industria de la música.

Después de varias semanas de estar intercambiando mensajes con la víctima, los individuos convencieron a la jovencita de reunirse con ellos con la promesa de conseguirle una audición.

La joven salió de su casa, ubicada en una ciudad al norte de Texas, sin el consentimiento de sus padres para encontrarse con Anavisca y López. “La convencieron de que tenían contactos en la industria de la música, de que podían darle una audición y podían ayudarle a firmar un contrato para mejorar su carrera musical”, dijo el detective del condado Harris Daniel Mclea.

Tras el encuentro, los dos hombres trajeron a la joven hasta un tráiler en el noroeste del condado Harris y allí abusaron sexualmente de ella en varias ocasiones.

En comienzo y tras huir de casa, la víctima le había dicho a sus padres que estaba con los dos sujetos porque le iban a ayudar a crecer en su carrera musical. Fue hasta que llegaron al tráiler cuando la joven se dio cuenta de que estaba en problemas.

Después de algunos días, la chica logró que los hombres le permitieran usar su teléfono y pudo contactar a una amiga y contarle lo que estaba ocurriendo. Esa amiga se comunicó con la línea de emergencia 911 y agentes de la policía pudieron dar con el paradero de la víctima.

Cuando las autoridades llegaron al lugar, solo encontraron a Francisco Anavisca con la joven. El hombre huyó a pie pero días después fue capturado. El segundo implicado en el caso, Pedro López fue aprendido días después, gracias a la participación de un equipo especializado en crímenes de abuso sexual contra niños. López es un inmigrante indocumentado, que había sido deportado en varias ocasiones. Ambos sujetos tienen un nutrido historial criminal y están registrados como pandilleros.

La víctima, quien permaneció con los presuntos agresores por dos semanas, se encuentra sana y salva y pudo reunirse con sus padres.

El detective Mclea recomienda a los padres de familia estar muy pendientes del tipo de redes sociales que utilizan sus hijos, estar vigilantes a las conversaciones que tienen en el internet y monitorear las amistades que establecen a través de estas plataformas.

Según Mclea, la jovencita de este caso pudo salvarse de sus captores porque fue muy astuta y supo cómo reaccionar cuando determinó que estaba en problemas. Pero este tipo de situaciones por lo general terminan muy mal y las víctimas corren un riesgo enorme.

Los investigadores del caso creen que podría haber otras víctimas de Anavisca y López y hacen un llamado al público para que denuncien cualquier incidente similar.

Los pandilleros y presuntos agresores de la menor permanecen arrestados en la cárcel del condado Harris sin derecho a fianza.


Más contenido de tu interés