null: nullpx
Salud

Mueren 200 personas al año por peligroso hongo común en California y Arizona

El riesgo radica en que la enfermedad puede ser contagiada fácilmente, pero sólo el 50% de los casos presenta síntomas lo que hace que el diagnóstico de la denominada fiebre del valle sea más difícil de definir.
16 Ago 2019 – 6:08 PM EDT

En el 2017 fueron 14,364 casos reportados con la fiebre del valle a nivel nacional, según el Centro para el Control de Enfermedades y Prevención (CDC, por sus siglas en inglés). En el mismo año en el condado de Kern, al sur del Valle Central en California, se conocieron 2929 casos, de los cuales nueve personas perdieron la vida.

Julie Solis dice que desde que enfermó su esposo hace 11 años ha trabajado para crear conciencia respecto de esta enfermedad. En su cuenta de Facebook, la mujer afirma que en este tiempo “la fiebre del valle destruyó todo en su camino” y aunque solía sentirse desesperanzada por el agote que implica lidiar con la condición de su marido, hoy se siente empoderada de poder llevar su testimonio a foros informativos y ayudar a otros que puedan estar en una situación similar.


De acuerdo al CDC, el número real de casos podría ser aún mayor, puesto que casi el 50% de ellos no presenta ningún síntoma y si es que los hay, son fácilmente confundidos con una gripe, una neumonía o incluso una meningitits. De hecho, investigadores dicen que nueve de cada 10 casos, son diagnosticados erróneamente.

El hongo causante de la enfermedad se llama coccidioidomycosis y ataca principalmente los pulmones, pero si la infección se extiende a otros órganos puede ser mortal. En Estados Unidos, fallecen alrededor de 200 personas cada año, muertes que pueden ser evitables si la enfermedad es tratada a tiempo y diagnosticada correctamente.


Agosto es el mes de concientización de la fiebre del valle. Por esta razón, organizaciones sin fines de lucro del condado de Kern se dieron cita en Bakersfield para educar a la comunidad sobre los riesgos, síntomas y tratamiento de la enfermedad. Los habitantes al sur del valle se encuentran mayormente expuestos debido a las condiciones de sequía y polvo que caracterizan la zona. El hongo mortal vive -al menos por ahora- en los suelos de California, Arizona y parte del estado de Washington.

Trabajadores agrícolas, jardineros, arqueólogos, geólogos y obreros de la construcción son algunos de los oficios más expuestos a contraer la enfermedad pues se contrae con tan sólo pasar, respirar o caminar por donde el hongo se encuentre presente. Sus síntomas más comunes son fiebre, escalofríos, tos, dolor de pecho, cansancio, dolor de cabeza, sudoración nocturna, fatiga y dolor en los huesos.


Más contenido de tu interés