Redadas

"Se llevaron a mi papá, mi hermano y mi esposo": familia enfrenta el impacto de la redada masiva en Texas

La mayoría de los 159 arrestados en el operativo de ICE en una fábrica de tráilers en Sumner son hombres mexicanos, algunos de una misma familia. Mayra, una madre de dos niñas, logró pagar la fianza del padre de sus hijas, pero sus otros parientes seguían detenidos.
2 Sep 2018 – 7:47 AM EDT

"Ellos son los que nos mantienen", afirmó mientras caminaba de un lado a otro, buscando asesoría legal en la iglesia Evangélica Filadelfia, convertida en centro de ayuda a las familias afectadas por una redada masiva en la fábrica de tráilers Load Trail, en un área rural a dos horas de Dallas.

Poco después de la detención de sus seres queridos el martes, Mayra y su madre María se enteraron que debían reunir 15,000 dólares para que salieran libres bajo fianza, 5,000 por cada uno.

Entre los momentos de pánico que vivió el martes, Mayra recuerda cómo sus hijas esperaban a su padre, que no llegaría a arroparlas. Abigail, de 8 años, y Camila, de 6 años, terminaron durmiendo con ella. No se atrevió a decirles que su padre había sido enviado a un centro de detención de ICE. Les contó que lo habían mandado junto con su abuelo y su tío a un viaje de trabajo, sin fecha precisa de retorno.

Los detenidos en la redada de ICE en Sumner, Texas
El 28 de agosto, 159 personas fueron arrestadas en una fábrica de tráilers. El gobierno lo describe como el operativo más grande en un sitio laboral en la última década.
Nacionalidad
Mexicanos 145
Honduras 6
Guatemala 2
El Salvador 1
Fuente: ICE


Mayra enfatizaba que su caso no era "normal", pero tampoco es único entre las familias afectadas por la redada. Al menos dos madres más que se acercaron a la iglesia en Paris, a 20 minutos de la fábrica de Sumner, contaron a Univision Noticias que tenían a múltiples parientes o familiares detenidos.

El operativo los estaba poniendo ante una decisión muy difícil: ¿a quién sacamos primero? ¿Al abuelo que sufre de diábetes y debe inyectarse insulina? ¿Al papá de sus hijas que lloran porque presienten que algo terrible ha ocurrido? ¿A su hermano que estaba planeando casarse ese año?

En el caso de Mayra, una hermana de su esposo Juan vino al rescate desde otro estado. Empezó a reunir dinero, pero el miércoles en la noche les faltaban 600 dólares todavía.

“Ahorita me habló mi mamá y me dice que mi hermano le habló y que le habló bien triste, pues porque a él no le podemos juntar el dinero porque estamos juntando lo de mi papá también y dice que a él la semana que viene le hacen la corte ya”, señaló Mayra. “A ver qué podemos hacer por mi hermano”.


"No hay otra fuente de trabajo"

Hace apróximadamente cinco años, la familia de Mayra estaba pasando por problemas económicos. La pareja tenía ya dos niñas y no les alcanzaba el dinero.

“Yo le decía 'mijo estamos batallando, no podemos seguir así, no hay dinero, no hay para pagar, cómo le hacemos'", relató.

En un trabajo anterior, en el que su esposo, su padre y su hermano ponían techos laminados, las horas eran largas y la paga, irregular. “Batallaban para que les pagaran. El señor les quedó a deber mucho dinero”, dijo. “A veces les debía 3,000 dólares".


Por un tiempo también cosecharon calabazas, pero tampoco les proporcionó la estabilidad financiera con la que soñaban, relató.

¿Cómo se enteraron de que había empleo en Load Trail? “Todo el mundo la conoce aquí”, afirma. “Aquí no hay otra fuente de trabajo”.

La compañía afirma que emplea a cerca de 500 personas en Sumner, varias veces más que los que viven en el pueblo. Muchos de sus trabajadores residen en ciudades cercanas como Paris, de 25,000 habitantes. ICE señaló que los detenidos estaban "trabajando ilegalmente en la compañía" y que la investigación criminal contra Load Trail "sigue en curso".

Mayra asegura que no sabe exactamente cómo fue el proceso de contratació para su esposo, su padre y su hermano, pero sí recueda que fueron empleados el mismo día. Al momento de la redada, Juan se encargaba de control de calidad. Entraba a las 6:00 am y salía a las 3 p.m. justo a tiempo para recibir a las niñas y compartir el resto de la tarde los cuatro.

En marzo, la familia alquiló una nueva casa más grande y Juan le regaló una golden retriever, Mia, a sus hijas. En la mudanza, entre el depósito y nuevos muebles, se fueron los "poquito" que tenían ahorrado, explicó la madre.

Mientras Juan trabaja, ella se dedica a cuidar de las niñas. “Todas somos así, vamos a la escuela con los niños y los maridos todos trabajaban en las trailas”, contó.

De los 159 arrestados en la redada, 147 eran hombres. De las 12 mujeres detenidas, cinco fueron dejadas en libertad el mismo martes con órdenes de presentarse ante un juez, de acuerdo a cifras proporcionadas el viernes por ICE.


Mayra no entiende por qué su esposo, que asegura no tiene ningún historial criminal, debe pagar una fianza para salir de detención.

“Uno o dos tickets de tránsito, pero así como le dieron el ticket al otro día a las 7:00 am ya lo estaba pagando”, señala.

En la sala de su nuevo hogar, cerca del equipo de xBox en el que Juan suele jugar con Abigail, se lamenta: "Podría usar esos 5,000 dólares para pagar un abogado de inmigración". La abogada que consultó en la iglesia Filadelfia le dijo que hay esperanzas de cancelar su proceso de deportación, explica.

Juan, de 39 años, tiene cerca de 20 años en el país. Sus dos hijas nacieron en Estados Unidos y ambas tienen problemas del corazón, señaló Mayra.

"Tienen 10 o 20 años aquí. Eso es lo triste, estás separando a familias", señaló el abogado Eric Cedillo, quien atendió a un familias afectados en la iglesia Filadelfia. "Para alguien que tiene 20 años aquí, es devastador".

Mayra describe a su marido como un hombre dedicado a su familia, mientras muestra fotografías de Juan recogiendo huevos de Pascua con sus hijas o jugando con ellas en un tablero de ajedrez gigante en la sala de su nueva casa.

“Es una persona que...", señala con la voz cortada. "Es una persona que no toma, no fuma". Su " vicio" son sus hijas y su esposa. "Yo vivo por ellas'”, asegura Mayra que dice.

El jueves, Mayra y la hermana de Juan lograron pagar su fianza y el padre regresó a su casa. Abigail "no paraba de llorar" de la emoción, señaló. De acuerdo con el consulado de México en Dallas, 40 mexicanos ya habían dejado los centros de detención el viernes.

Ahora, Juan deberá presentarse ante un juez de inmigración, pero mientras le asegura a su esposa que "hay que seguir luchando" para sacar al resto de la familia.

Con información de Marysol González y el equipo de Noticias 23 Univision Dallas.

📷 En fotos: Una redada de ICE deja más de 150 arrestados en una fábrica de tráilers en Texas

Loading
Cargando galería
RELACIONADOS:RedadasInmigraciónTexasLocal

Más contenido de tu interés