null: nullpx
Actos Delictivos

Llevó su bebé de 2 meses al hospital con el cráneo roto y dijo que había sido un fantasma

Maria Benavides-Ruiz llevó a su hijo al hospital con un fuerte golpe en la cabeza. Cuando las autoridades investigaron lo sucedido, ella y su esposo sostuvieron que se despertaron en mitad de la noche por la presencia de un espíritu al que culparon de lo sucedido. Al final, ella reconoció que lo lanzó luego que el menor le vomitó encima y se golpeó con una cómoda.
11 Jul 2018 – 2:20 PM EDT

Maria Benavides-Ruiz, una madre texana de 21 años, llevó a su hijo casi recién nacido al hospital con una fractura en el cráneo, pero cuando fue interrogada sobre lo sucedido ella afirmó que fue un fantasma el que dejó así al niño.

La estrambótica afirmación, sin embargo, fue respaldada inicialmente por el esposo de Benavides-Ruiz, quien incluso, según dijo a la policía, intentó tomar una foto del fantasma con su celular. Precisamente, cuando los investigadores revisaron su teléfono, confirmaron que todo se trataba de una burda coartada con la que trataban de ocultar lo sucedido, según se lee en los documentos judiciales.

Benavides-Ruiz fue arrestada el pasado 3 de julio acusada de un delito grave en segundo grado por causarle lesiones a un menor. La mujer ingresó en la cárcel del condado Dallas, aunque salió el mismo día tras el pago de una fianza.

Los hechos ocurrieron el pasado 23 de febrero cuando la madre se presentó en el hospital con el bebé, según los documentos judiciales a los que tuvo acceso Univision Noticias.

Cuando las autoridades investigaron lo sucedido, la mujer y su esposo cambiaron varias veces su versión de lo sucedido. Inicialmente, afirmaron que el bebé se cayó cuando el hombre intentó agarrar un paquete de pañales.


Pero luego, durante una serie de entrevistas que los detectives realizaron en marzo y abril, las explicaciones fueron diferentes. Una cuidadora que fue interrogada afirmó que Benavides-Ruiz le había dicho que la pareja se despertó en mitad de la noche y encontraron al bebé en el suelo llorando y herido. Según sus palabras, acusaron a un fantasma de esa situación.

El 21 de marzo, el esposo de la mujer dio marcha atrás en su versión sobre el accidente con los pañales y repitió la historia de la presencia del espíritu. Y además dio más detallas: según él, escuchó un sonido en medio de la noche antes de que su esposa lo despertara golpeándolo en el hombro. Fue ella la que le señaló con el dedo que el bebé estaba en el suelo con una marca roja en uno de los lados de la cara.

Para demostrar la veracidad de sus palabras afirmó que intentó tomar una foto. Por ese motivo, la policía se hizo con dos teléfonos. Sin embargo, en lugar de las imágenes de una criatura sobrenatural, lo que encontraron fue casi una declaración de culpabilidad: una conversación en la que aparentemente los dos se ponían de acuerdo para montar una historia y no caer en contradicciones.

"Espero que no descubran que fue un accidente", se leía en un mensaje.

Además, lograron acceder a otro mensaje de un mes anterior a que el bebé llegara al hospital. En él, la madre afirmaba que golpeó al menor en la boca porque no se acercaba a su pecho para darle de comer.

Pese a todo, la mujer siguió manteniendo la historia del fantasma en una entrevista realizada el 6 de abril con un polígrafo. Sin embargo, finalmente acabó admitiendo que la fractura del cráneo ocurrió cuando se despertó aterrada luego que el bebé le vomitara encima. Fue así que lo agarró y, al lanzarlo, se golpeó la cabeza con una cómoda de madera.

Tras la confesión, Benavides-Ruiz dijo a la policía que su marido desconocía lo que había pasado. Por ahora, a él no se le han presentado cargos.

El bebé, que fue diagnosticado con fractura de cráneo y sangramiento en el cerebro, se encuentra bajo el cuidado de la Agencia de Protección al Menor.

En fotos: Niños explotados sexualmente encuentran sanación frente al mar de Tijuana

Loading
Cargando galería
RELACIONADOS:Actos DelictivosMaltratoDallasTexasLocal

Más contenido de tu interés