null: nullpx
Armas

Ley de portación de armas en Texas creó un efecto inesperado

Cada vez más dueños de negocios impidien el acceso de armas de fuego dentro de sus establecimientos
20 Ene 2016 – 12:25 PM EST
¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte
Portación abierta de armas en Texas Crédito: KUVN Noticias 23

Una nueva ley de Texas, que autoriza a los propietarios de pistolas y revólveres, el llevar consigo y mostrar abiertamente sus armas, ha tenido un efecto inesperado contra quienes promovieron el estatuto, luego que cada vez más dueños de negocios impidien el acceso de armas de fuego dentro de sus establecimientos.

La nueva ley de portación abierta de armas, que entró en vigor el pasado 1 de enero, ha provocado que los propietarios de negocios, no sólo ejerzan su derecho de prohibir el ingreso de personas que muestran sus armas, sino también conducido a impedir que ingresen con armas ocultas.

Cargando Video...
Porte de armas a la vista tiene sus restricciones


Una importante cláusula en la ley permite a todas las empresas negar el acceso a quienes porten armas en forma abierta, siempre y cuando anuncien la prohibición en un cartel en la puerta del establecimiento alertando a que la portación abierta de armas de fuego esta prohibida.

Para prohibir el acceso de personas con armas ocultas, los establecimientos tienen que colocar un cartel separado con requisitos similares.

El propietario de un negocio también tiene la opción de pedir verbalmente a una persona armada que salga del establecimiento. Si esa persona no lo hace, el cliente puede estar sujeto a cargos de traspaso criminal, lo que resulta en la revocación automática de la licencia de portación.

Cargando Video...
Aclaran dudas sobre ley de porte de armas a la vista


John Tesar, chef propietario de los restaurantes Knife y Oaks en Dallas, dijo que no permite que en sus establecimientos ingresen personas mostrando sus armas. "El alcohol y las armas son una combinación muy peligrosa", dijo Tesar. "¿Por qué se necesita llevar un arma a un buen restaurante donde las familias y las personas están felizmente cenando”, comentó.

“Dada la cantidad de la violencia armada en este país, lo último que necesitamos es más borrachos que llevaban armas de fuego", indicó.

Bradley Anderson, propietario de los restaurantes Rapscallion y Boulevardier, dijo que ha optado por negar el acceso de personas armadas en sus dos negocios, debido a preocupaciones de seguridad. "Nuestra principal razón para la exclusión es muy simple", citó.

“Es nuestro deseo que nuestros huéspedes y el personal se sientan seguros. La idea de permitir armas de fuego expuestas es contraria a dicha esperanza", explicó.


“Para mi, servir alcohol a alguien mientras está portando un revolver, se parece demasiado al salvaje Viejo Oeste", dijo Anderson. "Servir bebidas alcohólicas a un cliente con un arma de fuego expuesta puede abrir algunas discusiones legales interesantes si llega a incurrir un incidente. Nosotros somos solo una de las muchas empresas de todo el estado que han optado por no participar", señaló el empresario.

El Partido Demócrata de Texas comenzó a vender carteles para los establecimientos que desean prohibir el ingreso de personas que porten armas, al exhortar a los negocios a oponerse al nuevo reglamento.

Manny García, vocero del Partido Demócrata en Texas, informo que el partido tomó la decisión de imprimir y vender los carteles, después de que los propietarios de negocios se mostraran confundidos sobre las especificaciones que estos anuncios deben contener.


Charles Cotton, un residente de Texas que forma parte de la junta de la Asociación Nacional del Rifle ( NRA) y modera el “ TexasCHLForum.com”, un popular foro en Internet sobre derechos de armas, reconoció la semana pasada el efecto contrario que ha traído consigo la nueva ley.

“Verdaderamente deseo que los partidarios de la portación abierta admitan que estaban equivocados y que hay un problema,", escribió Cotton en respuesta a un usuario del sitio que lamentó la aprobación de la nueva ley ante la proliferación de negocios que están prohibiendo el acceso de las mismas.

De acuerdo con datos del Departamento de Seguridad Pública de Texas, hasta octubre pasado, unas 922 mil personas estaban autorizadas en toda la entidad a portar consigo armas ocultas y desde el 1 de enero quedaron también autorizadas a portarlas en forma abierta.

Reacciona
Comparte
RELACIONADOS:ArmasLocal

Más contenido de tu interés