null: nullpx
Asesinatos

Al hombre acusado de matar a la niña Kayla Gómez en Texas solo le tomó 17 minutos cometer el crimen

El acusado no es familiar directo de la víctima ni había sido deportado como se reportó inicialmente. La menor asesinada es sobrina de Ester Zavala, la esposa del acusado.
8 Nov 2016 – 4:37 PM EST

DALLAS, Texas - Gustavo Zavala, el hombre acusado de matar a la niña Kayla Gómez en Bullard, Texas, tardó 17 minutos en cometer el crimen. Esa es la conclusión a la que llegaron los investigadores del caso tras recoger las declaraciones del acusado y de su esposa, Ester Zavala.

En conferencia de prensa, las autoridades del condado Smith informaron que Zavala llegó a la iglesia Bullard First Assembly a las 7 de la noche del martes 1 de noviembre en compañía de su hijita de 3 años de edad. El hombre, según atestiguó un trabajador de la iglesía, se marchó del lugar alrededor de las las 7:35 de la noche, en compañía de su hija y de Kayla Gómez. El vehículo de Zavala quedó registrado en un video de seguridad cuando abandona el estacionamiento de la iglesia.

Según los documentos judiciales del arresto de Zavala, desde el momento en que la niña fue reportada como desaparecida hasta el momento cuando los investigadores creen que fue lanzada al pozo de agua, transcurrieron solo 17 minutos.

Las autoridades no proporcionaron detalles de cómo o dónde ocurrió la muerte de la menor.

Aclararon que el acusado no es familiar directo de la víctima como se había reportado inicialmente y tampoco había sido deportado. La niña Kayla Gómez es sobrina de Ester Zavala, la esposa del acusado.

El cuerpo de la niña fue retirado del un pozo donde fue hallado, la madrugada del domingo 6 de noviembre con la asistencia de un equipo especializado en rescates de personas de espacios confinados, del departamento de bomberos de Tyler.

Posteriormente, el cadáver fue enviado al Instituto de Ciencias Forenses del Sur de Dallas, donde se logró confirmar que se trataba de la niña desaparecida.

Zavala, que ya tenía historial delictivo, enfrenta cargos de asesinato en primer grado y continúa encarcelado en la prisión del condado Smith, con una fianza de 10 millones de dólares.


Este caso conmocionó a los residentes de los poblados de Tyler y Bullard en Texas, en donde se han realizado vigilias desde que se dio a conocer la desaparición de la menor.

Autoridades escolares de la primaria Dr. Bryan C. Jack, escuela a la que asistía Kayla, han dispuesto consejeros adicionales para ofrecer servicios psicológicos a los estudiantes y empleados que lo requieran.

Los servicios fúnebres de la menor se realizarán el miércoles 9 de noviembre a partir de las 2:00 de la tarde en la iglesia metodista de Tyler y después se procederá con el sepelio en el cementerio Rowland.


El crimen de la niña Kayla Gómez estremeció a una pequeña población de Texas

Loading
Cargando galería

Cinco casos de menores desaparecidos que conmocionaron a sus comunidades

Loading
Cargando galería

Lea también:


Publicidad