null: nullpx
Abuso Policíaco

Un policía de Chicago enfrenta cargos por tirotear a tres afroestadounidenses en el 2013

Marco Proano, quien había sido despojado de su arma y placa el año pasado tras ser acusado de la muerte de un joven, fue instruido de nuevos cargos el viernes, por otro incidente relacionado con adolescentes.
16 Sep 2016 – 4:58 PM EDT

CHICAGO, Illinois. - El policía de Chicago Marco Proano fue instruido de cargos federales el viernes por su actuación en un tiroteo ocurrido en diciembre de 2013, cuyas víctimas presentaron una demanda civil por uso indebido de fuerza.

La oficina del fiscal del Distrito Norte de Illinois informó que Proano, de 41 años, enfrenta dos cargos de privación de derechos civiles. "Los cargos son graves y el Departamento de Policía de Chicago tiene tolerancia cero para la mala conducta", consignó el Departamento de la Policía de Chicago (CPD) en un comunicado de prensa.

"Proano fue relevado de sus poderes de policía el año pasado, durante el curso de la investigación de la Agencia de Revisión Independiente de la Policía (IPRA) y el CPD está cooperando plenamente con la Oficina del Procurador de Estados Unidos", añadió en el mismo documento.

De acuerdo con el Chicago Tribune, en el informe de la policía sobre el incidente, los oficiales escribieron que detuvieron un automóvil en el que viajaban seis adolescentes afroestadounidenses, porque pensaban que era robado.

En esa declaración, los policías estipularon que el conductor del vehículo intentó salir, pero alguien en el interior del carro saltó al asiento detrás del volante y manejó en reversa. Fue entonces cuando presuntamente el oficial Proano abrió fuego.

En la demanda se alega que el agente Profano disparó más de una docena de veces al automóvil.

Un video del momento que obtuvo el Chicago Reporter muestra al oficial disparándole al vehículo, que se distancia antes de chocar con un poste.

La acción del agente presuntamente habría violado las políticas de la policía que prohíben a los oficiales disparar a un automóvil en movimiento, a menos de que sea necesario, para prevenir la muerte o el daño de un oficial u otra persona.


Uno de los adolescentes ocupantes del carro baleado, recibió un disparo en el hombro y un rozón en la frente y en la mejilla; otro recibió un disparo en la cadera izquierda y el talón derecho y un tercero sufrió una lesión en su ojo derecho.

De acuerdo con el Tribune, y citando la demanda civil, se alega que los oficiales también sacaron a los adolescentes de los hospitales sin autorización y les llevaron a una comisaría para ser interrogados. Durante el interrogatorio policial, uno de los jóvenes tenía dolor extremo por las heridas recibidas con arma de fuego y en ocasiones lloraba de dolor.

El otro adolescente herido tuvo que ser llevado de vuelta al hospital Advocate Christ Medical Center en Oak Lawn, porque el hombro comenzó a sangrarle profusamente, se sostiene en la demanda.

De acuerdo con el Tribune, esta no es la primera vez que Proano se ve envuelto en caso controversial. El oficial, quien tiene 10 años en las filas de la policía, tiene nueve quejas por búsquedas ilegales y fueza excesiva. En 2015, Proano fue acusado de la muerte de un adolescente de 19 años llamado Niko Husband.

Cada cargo por el que ha sido acusado en este incidente, conlleva una pena de hasta 10 años de prisión.

Lea también:


Más contenido de tu interés