Masacre en Orlando

Un disparo en la espalda terminó con los sueños de Ángel Candelario Padró

Familiares de un enfermero puertorriqueño, quien murió en la masacre de Orlando, comparten detalles de lo sucedido.
15 Jun 2016 – 8:42 PM EDT

CHICAGO, Illinois - Ángel Candelario Padró, enfermero puertorriqueño de 28 años, disfrutó durante casi tres meses de una nueva vida en Orlando, Florida, a donde se mudó en marzo para estar junto a su pareja, Oscar Lázaro.

Lo único que le faltaba para coronar su felicidad era un trabajo estable y el pasado jueves, tres días antes del ataque al club nocturno Pulse, comenzó a laborar en la oficina de una oftalmóloga. Todo iba mejorando, hasta el domingo en la madrugada, cuando un disparo en la espalda que le dio Omar Saddiqui Mateen, le quitó la vida.

Otras 48 personas enfrentaron el mismo destino, en la peor masacre a tiros en la historia de Estados Unidos.


Familiares de Ángel Candelario, víctima de masacre en Orlando, comparten su última foto

Loading
Cargando galería

Ángel acudió a la celebración de la "noche latina", en la discoteca Pulse, junto a su novio Oscar, quien milagrosamente sobrevivió. "Me he mantenido en comunicación con Oscar, porque era el más cercano a Ángel. Me dijo que en el momento en que todo pasó, estaban en la entrada del lugar, por donde entró el tipo (Mateen) disparando. Me dijo que fue Ángel el primero que recibió los impactos cuando se encontraron de frente con el agresor”, contó su cuñada Michelle Quiroz.


Imágenes de la vigilia en Chicago por víctimas de masacre en Orlando

Loading
Cargando galería


La familia tenía esperanzas de encontrarlo con vida, pero la tarde del lunes Ángel Luis Candelario Padró apareció en la lista de las víctimas fatales de la masacre. Una noticia que aún no pueden asimilar, al igual que muchos de sus amigos.

En la Ciudad de los Vientos, donde Ángel vivió tres años, no dejan de escuchar el último mensaje de voz que les dejó horas antes de fallecer. "Le pregunte cómo estaba, me dijo 'bien…' que estudiando mucho, él quería sacar la licencia de enfermero aquí en los EEUU", dijo su amigo, Anthony Morales.



De hecho, su familia lo ha descrito como estudioso, trabajador incansable, amante de la zumba y muy enfocado a su carrera. "Él siempre estaba bien enfocado en la escuela. Le decía 'ven vamos a salir', pero me decía que no porque tenía que estudiar. Primero era la escuela y luego lo demás. Muy enfocado ", dijo Alexis Candelario, hermano de la víctima.

Los restos de Candelario serán velados este miércoles en Orlando. Posteriormente, sus familiares planean sepultarlo en su natal Guánica, Puerto Rico.

De acuerdo con las autoridades de Orlando, 90% de las víctimas son de origen latino, 23 de ellos serían de Puerto Rico.

Lea también:


Más contenido de tu interés