null: nullpx
Dreamers

“No regresaremos a las sombras, vamos a luchar”, dicen soñadores en Chicago ante el posible fin de DACA

Dreamers, activistas y políticos en Chicago ya se están organizando ante cualquier anuncio que se pueda dar sobre el futuro del programa. Se estima que en Illinois hay 41,000 soñadores.
30 Ago 2017 – 7:14 PM EDT

CHICAGO, Illinois. Para Yuriana Aguílar, soñadora de 28 años de edad, la posible eliminación del programa de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA) significaría volver a ser un “fantasma”, algo que no está dispuesta a hacer.

“No vamos a volver a estar escondidos, vamos a salir todos a pelear, vamos a seguir luchando... Nosotros somos importantes”, cuenta Aguílar, primera soñadora egresada de la Universidad Merced de California, doctorada en fisiología, y quien da clases en el Rush University Medical Center de Chicago, donde forma a futuros científicos.

DACA se encuentra en la mira de los fiscales generales de 10 estados, encabezados por Texas, y el gobernador de Idaho (todos republicanos), quienes a comienzos de julio le enviaron una carta al Fiscal General Jeff Sessions para exigirle que, antes del 5 de septiembre, eliminará el programa o de lo contrario acudirán a las cortes.

Desde entonces el temor de que haya un anuncio inminente de parte del presidente Trump ha puesto en alerta a los soñadores que están a la espera de lo que pueda suceder. Se estima que DACA da protección a 800,000 jóvenes, de los cuáles más de 41,000 estarían en Chicago.

Aguílar dice que cada vez que ve las noticias y escucha información de DACA siente temor.

“Todo se detiene. Tengo mucha ansiedad. Siento miedo por mi familia. Saben dónde encontrarme”, cuenta esta inmigrante mexicana, quien es madre de una niña de dos años, pero al mismo tiempo tiene confianza en que la comunidad los está apoyando y que no están solos.

“Los pusimos en la línea. Les dijimos que confiarán. Somos en parte responsables de lo que pueda suceder”, dijo Mike Quigley, congresista e por el quinto distrito de Illinois, quien participó de una rueda de prensa este miércoles con un grupo de soñadores, entre ellos Aguílar.

“A este punto se trata de que más congresistas alcen su voz y junto al público, instituciones educativas y organizaciones pro inmigrantes eleven la presión pública hacia la Casa Blanca. DACA es un programa muy importante”, dijo el político.

Organizaciones comunitarias ya están organizando un gran evento en el Thompson Center después de que se lleve a cabo cualquier anuncio y están trabajando en un plan de acción inmediato una vez se sepa el futuro del programa.

“Una vez que se dé a conocer algún anuncio, vamos a ir a la Plaza Federal”, dijo Daysi Funes, directora del Centro Romero, organismo que trabaja desde hace 30 años con inmigrantes y refugiados centroamericanos en el norte de Chicago, quien comentó que esa será el punto de encuentro de todas las organizaciones pro inmigrantes.

“Una organización sola no hace nada, como grupo seremos más fuertes”, dijo Funes, quien comentó que el segundo paso será seguir buscando el apoyo de más congresistas y políticos para que apoyen la causa.

“Tengo miedo, pero también fe de que todo estará bien. No tengo otra casa, no me puedo imaginar en otro lugar", cuenta Gosia Labno, soñadora de origen polaco, quien no pudo asistir al entierro de su hermano, porque no podía salir del país. Tampoco puedo viajar a Francia después de que se ganó una beca por desempeño académico.

“Cuando empezó el programa fue el mejor día de mi vida, porque por fin el sueño americano sería realidad para mí. Este es el único país que he conocido, este es mi hogar”, dice Labno.

“Queremos que sepan que no nos vamos a ir. Vamos a luchar”, dijo Carolina Parra, soñadora de 28 años, de origen mexicano, quien es estudiante de la Universidad de Illinois y se está preparando para ser maestra de historia.

“Nosotros somos la cara de más de 11 millones de indocumentados. No sólo son los soñadores los que se verían afectados, también sus familias”, añade Parra, quien con todo lo que está pasando a veces siente que se le quiebra la voz, pero no el corazón. “Me dije, 'Voy a dejar de llorar, nosotros vamos a luchar'”.

Para Aguílar, el futuro sigue siendo Estados Unidos para ellos.

“Hace cinco años les dimos nuestra información al gobierno y creo que ya pasamos cualquier prueba que ellos tenían. Ahora lo que queremos algo diferente, un plan permanente. Soy orgullosamente mexicana, pero veo a Estados Unidos como el país que me adoptó, que me formó, el que me vio crecer”, concluyó Aguílar.

Historia de la lucha dreamer: estas fotos explican los 5 años de DACA hasta su fin

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés