null: nullpx
Chicago

Esposo de Marlen Ochoa-Urióstegui exige una nueva investigación: “No es justo que porque somos latinos quieran abusar de uno”

Yiovanni López, esposo de Ochoa-Urióstegui y padre de Yadiel, ofreció una conferencia de prensa en la que se pidió el despido del director del Departamento de Salud de Illinois luego de conocerse que una de las presuntas asesinas llegó al hospital con el bebé de Marlen y nadie le cuestionó nada, a pesar de que ni siquiera tenía rastros de haber dado a luz.
18 Jun 2019 – 7:53 PM EDT

CHICAGO, Illinois. – El esposo de Marlen Ochoa-Urióstegui y padre del bebé Yadiel, junto con sus representantes legales y portavoz, dieron un comunicado de prensa donde respondieron al reporte presentado por el Departamento de Salud donde se dijo que el Advocate Christ Medical Center actuó dentro de los parámetros debidos cuando las presuntas homicidas de la adolescente asesinada llevaron al bebé al hospital.

El reporte publicado por el Departamento de Salud y Servicios Sociales del estado de Illinois confirmó que el 9 de mayo, días después de que se internara al bebé, un médico le preguntó a una trabajadora social si era conveniente que la mujer que llevó al bebé siguiera tomando decisiones ya que tal vez no era la mamá.

Durante la conferencia de prensa de López, sus representantes y la activista Julie Contreras, se pidió justicia por la muerte del pequeño Yadiel y el manejo del caso por el hospital, se exigió que fuera despedido el director del Departamento de Salud de Illinois y que se hiciera una nueva investigación. Además Frank Ávila, el representante legal de López dijo que esto ha dañado a su cliente y que hubieron fallas en los procedimientos.


La conferencia de prensa se llevó a cabo afuera del Departamento de Salud de Illinois, ubicado en el centro de Chicago, en la avenida Michigan. "Queremos justicia por mi esposa y por mi hijo", dice Yiovanni López. "No es justo que el Estado de Illinois y el Hospital, porque somos latinos quieren abusar de uno", agregó.

"Los primeros certificados [del bebé de Marlen Ochoa-Urióstegui] de nacimiento tenían los nombres de las asesinas", dijo la defensa legal de Yiovanni López. Ávila dijo que el reporte no es parcial y que además se debería investigar a fondo el caso. Aseguró que fallaron en la forma en que debieron haber procedido las autoridades y el hospital.

Julie Contreras dijo, "Hay que ver justicia por esta familia". La activista pidió que el director del Departamento de Salud de Illinois y al gobernador de Illinois que se abra una investigación independiente de la que se realizó.

Durante la conferencia de prensa también se habló de que las presuntas asesinas llegaron al hospital con el bebé de Marlen y que no se le cuestionó hasta días después, a pesar de que ni siquiera tenía sangre ni tenía rastros de haber dado a luz, recordó Ávila.


John Lechuga, otro representante legal dijo que "Cuestionamos la opinión de esta agencia". Agregó se dijo que el padre de Marlen fue expulsado del hospital en cuestión cuando fue a hacer preguntas. Dijo "Le pedimos a la comunidad que se mantenga unida". John Lechuga también pidió que se realice una investigación independiente.

El Hospital respondió con el siguiente mensaje: "Agradecemos al Departamento de Salud Pública de Illinois por su exhaustiva revisión y a CMS por su evaluación, que demostró que la atención médica proporcionada y las medidas tomadas por nuestro personal fueron apropiadas. Sin embargo, estamos comprometidos a aprender de la experiencia para mejorar los procesos".
 
El centro médico en cuestión agregó que "Nos tomamos muy en serio nuestra obligación de privacidad del paciente, y es por eso que no hemos comentado y no haremos comentarios sobre los detalles de la atención o los servicios recibidos en esta situación".

Más contenido de tu interés