null: nullpx
Criminalidad y Justicia

Niños de 9 años han sido listados en la base de datos de pandillas de Chicago

El inspector general de Chicago, Joseph Ferguson, publicó un reporte que indica que dicha autoridad no tiene suficiente control sobre esta base, que no se siguen las reglas del debido proceso y que los métodos utilizados para designar a pandilleros no son claros ni transparentes.
12 Abr 2019 – 5:28 PM EDT

CHICAGO, Illinois. – Un niño de 9 años apareció en la lista de la base de datos de pandillas de Chicago, también conocida como "Gang Database". Este y otros hallazgos, como el hecho de que más del 90% de las cientos de miles de personas en la lista son afroamericanos o latinos, forman parte de un informe presentado por la Oficina del Inspector General (OIG) de Chicago.

La OIG, dirigida por Joe Ferguson, publicó el 11 de abril las conclusiones y recomendaciones recopiladas después de que llevaran a cabo una auditoría a la base de datos de pandillas de la policía. En el reporte destacan que "La información de pandillas de CPD contiene datos incompletos y contradictorios que no se revisan, corrigen ni eliminan regularmente". Además, esta lista ha sido compartida con más de 500 agencias de seguridad fuera de la policía de Chicago, entre la que se encuentran el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de los Estados Unidos (ICE, por sus siglas en inglés), el Buró Federal de Investigaciones (FBI, por sus siglas en inglés), el Departamento de Seguridad Nacional de los Estados Unidos y otros cuerpos de seguridad en el Estado de Illinois.


Esta base de datos, está conformada por una serie de herramientas con las que el Departamento de la policía de Chicago, recopila y guarda información de "pandilleros en distintas ubicaciones y con diferenttes formatos. Esta recolección de datos se enfoca en personas y lugares que han sido determinados como "relacionados con pandillas".

Un problema que enfrenta esta base de datos, es que las autoridades no pueden realmente asegurar o dar suficiente evidencia de que la información en la que se basan sea "acertada o se encuentre al día", según información presentada en el reporte de la OIG.


La información del reporte no sólo indica eso, sino que también dice que la lista está compuesta por 134,242 individuos, de los cuáles el 95% son latinos y afroamericanos, y el 91% son hombres. Entre las personas de la lista, el caso de la persona más joven que vio la OIG fue de un niño de 9 años. La de edad más avanzada tien 75 años y lleva 10 años en la lista. Además, el 50% de los que están dentro de la lista, viven en 13 de los 77 vecindarios que componen la ciudad. Los vecindarios vigilados por la lista están en barrios al sur y en el oeste.

Esta lista también ha fallado en ser transparente, pues una persona cuando entra a la lista, no es notificada, y una vez que uno entra, no existen mecanismos para que uno apele y pida se eliminado. Este es el caso para personas como Jesús Salazar, que dice que "no hay forma de salir, y me siento atrapado. Me siento estresado por eso".


El reporte de la oficina de Ferguson además afirma que la policía no tiene suficiente control sobre la base de datos, que su utilización no sigue las reglas del debido proceso, que los métodos utilizados no son claros y que las prácticas del Departamento de la policía no cuentan con los mecanismos de transparencia necesarios.

Actualmente hay una serie de demandas que han sido entabladas por organizaciones comunitarias en contra de la ciudad y el departamento de la policía de Chicago. La abogada Sheila Debi dice que espera que la presión aumente. "La ciudad está peleando la demanda. De hecho ahora estamos discutiendo una moción presentada por la defensa para desestimarla", sostuvo la abogada. Además agregó, "nuestra esperanza es que por medio de este reporte, la ciudad cambie su curso".

De no hacerlo, personas como Jesús, quien alguna vez estuvo involucrado con pandillas, pero que ha logrado reconstruir su vida, seguirá padeciendo injustamente. "La interacción entre la policia y yo es un poquito difícil, y me preocupan mis hijos, ¿verdad? No quiero que nada les pase".

En el pasado, la policía de Chicago y el alcalde Rahm Emanuel han dicho que la base de datos de pandilleros sirve. Sin embargo, en base al reporte, las autoridades policíacas, "concurrieron con los hallazgos de la OIG", pero no ofrecieron un tiempo de implementación de cambios.

Tras un fin de semana con 15 muertos, la Policía de Chicago muestra nuevas patrullas con alerta de tiroteos

Loading
Cargando galería


Más contenido de tu interés