null: nullpx
Interés Humano

Niño de dos años muere luego que su cuello quedó atorado en la ventana de un vehículo en Indiana

El trágico accidente ocurrió mientras el menor y su hermana de cinco años tomaban una siesta en el auto con el aire acondicionado encendido mientras su padre limpiaba un coche cercano.
25 Ago 2017 – 12:50 PM EDT

LAFAYETTE, Indiana. Logan Vanderkleed, de dos años de edad, murió la madrugada del jueves tras haber estado hospitalizado por varios días después de que su cuello quedó atrapado en la ventana de un coche.

De acuerdo con una página de Facebook llamada “Love for Logan” o “Amor para Logan”, creada por Lisa Vanderkleed, madre del menor, quien documentó todo el caso, se informó que el niño murió ayer, una semana después del fatal accidente ocurrido el 17 de agosto.


Sobre cómo pasaron las cosas, Vanderkleed compartió en la red social que su esposo y su suegro, quienes trabajan en una granja familiar, llevaron a sus hijos, Logan y Kendra de cinco años de edad, al trabajo con ellos. Los pequeños estaban tomando una siesta en un vehículo con el aire acondicionado encendido, mientras que su padre estaba limpiando otro auto a su lado.

“Nuestro hijo habría decidido bajar la ventana para ver a su papá o decirle algo y de alguna manera quedó enrollado… estamos asumiendo que sacó la cabeza por la ventana y tal vez su rodilla o pie golpeó el botón en la puerta y él se asustó y no pudo alcanzarlo. Cuando mi marido fue a ver a los niños, como él lo había hecho continuamente… vio a nuestro hijo con la cabeza atascada casi completamente en la ventana”, compartió la madre del niño.

Logan fue trasladado vía aérea al Hospital Riley para Niños y mostraba bajos niveles de función cerebral debido al tiempo indeterminado que estuvo sin respiración y sin pulso.

"Los médicos dijeron que su daño cerebral es uno de los peores que han visto", escribió su madre en un post de Facebook al día siguiente de los hechos en el que decía que la familia se estaba preparando para lo peor. Sin embargo, Logan continuó luchando por varios días más.


El miércoles por la noche, los miembros de la familia se preparaban para donar los órganos del niño, pero cuando entró a cirugía Logan empezó a respirar por su cuenta. Sin embargo, pocas horas después, mientras su madre lo sostenía, el pequeño murió.

"Sentí una fuerte necesidad de sostener a Logan", escribió su madre en la red social, quien narró que su padre lo estaba cargando mientras unos amigos estaban cantando alabanzas en el hospital. "Sólo quería a su mamá. Momentos después de recibirlo, tomó su último aliento. A las 1:07 de la mañana, Logan fue a estar con el Señor”.

Los médicos fueron capaces de preservar sus válvulas cardíacas para una futura donación.

La familia agradeció el apoyo de las miles de personas que les mandaron mensajes durante estos días.

"Logan ya no está con nosotros, pero las oraciones, la compasión y el aliento de esta comunidad han sido muy apreciados por su familia”, agregó la mujer en Facebook donde se han compartido varias imágenes del menor.

Amigos de la familia han abierto una página en GoFundMe para ayudar con las facturas médicas. Hoy por la mañana, la campaña había recaudado 17,128 dólares, la meta era de 10,000 dólares.

Los arreglos funerarios del pequeño aún no han sido dados a conocer.


Más 100 esculturas de perros policías embellecen las calles de Chicago

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés