null: nullpx
Cancer

Jugador de los Cubs repone la foto que desapareció del cuarto de hospital de niña con cáncer cerebral

La madre de la menor llevó la imagen firmada por el jugador Anthony Rizzo a la unidad de cuidados intensivos para que la menor, quien se recupera de un trasplante de médula, se animara, pero la foto desapareció de su habitación. Al enterarse de lo sucedido, el jugador le mandó una sorpresa.
25 Oct 2017 – 5:41 PM EDT

CHICAGO, Illinois. Dicen que una imagen vale más que mil palabras y para la familia de una niña de 12 años, quien está luchando contra un cáncer cerebral, una foto de Anthony Rizzo, jugador de los Cubs era invaluable.

En septiembre pasado, Abby Schrage, residente de Highland, Ilinois fue ingresada en el St Louis Children Hospital para que le realizaran un trasplante de médula ósea y la mamá de la menor le llevó la imagen de su jugador favorito para animarla en su recuperación. La niña ha estado casi un mes en la unidad de cuidados intensivos.

Abby fue diagnosticada hace tiempo con dos tumores cerebrales de células germinales que venció en el 2016. Sin embargo, en mayo pasado, la menor recayó y ha estado entrando y saliendo del hospital desde entonces.

En julio cuando la menor terminó su segunda ronda de quimioterapias y regresó a casa después de varios días hospitalizada, la niña recibió la foto con el autógrafo del primera base del equipo del norte de Chicago, quien también le envió una carta personalizada.

En su misiva, Rizzo le hablaba de su batalla contra el cáncer. En el 2008, cuando el jugador tenía 18 años de edad, fue diagnosticado con linfoma de Hodgkin y estuvo en quimioterapia durante seis meses. Después del tratamiento, los médicos le dijeron que el cáncer estaba en remisión.

"Él tuvo cáncer, esa es una gran inspiración para demostrarle (a Abby) que cuando haya terminado con esta batalla, nada podrá detenerla", dijo Jill Schrage, madre de la menor a ABC 7, quien colocó la foto de Rizzo en una ventana del cuarto para que mientras su hija se recuperaba pudiera verla y fuese un aliciente.

Por lo que la tristeza de la familia fue mayúscula al notar este fin de semana que la imagen, su posesión más preciada, había desaparecido.

“Recorrimos la habitación, movimos todos los carritos de la enfermera, incluso revisamos el pasillo", contó Schrage al medio.

La madre incluso pidió que si alguien había tomado la foto que por favor la devolviera, pues “esa imagen significaba mucho" para su hija.

Al enterarse de lo sucedido, el hospital contactó a los Cachorros que respondieron de inmediato. Al enterarse de lo sucedido, Rizzo le mandó un paquete a la menor con una nueva foto autografiada y una camiseta del equipo. Schrage estaba casi sin palabras cuando descubrió que Rizzo había enviado el paquete al hospital.

"Eso es increíblemente dulce de su parte. Simplemente me hace pensar aún más alto [de él]… está tratando de devolverle una sonrisa a la cara de nuestra niña", dijo la mujer al Chicago Sun Times.

Al trascender la noticia, una estación de radio también le regaló a la familia entradas para el juego inaugural de los Cubs del 2018 en el Wrigley Field.

Por su parte el hospital ha iniciado una investigación y están revisando las cámaras de seguridad para ver qué pudo haber pasado con la foto.


Ni la lluvia detuvo a los aficionados de los Cubs en su primer juego en casa

Loading
Cargando galería


Más contenido de tu interés