null: nullpx
Política

Gutiérrez atribuye crisis de Puerto Rico a relación "colonial" con EE.UU

El congresista demócrata por Illinois, Luis Gutiérrez pidió al Congreso respetar al pueblo de Puerto Rico.
10 Mar 2016 – 2:46 PM EST

Luis Gutiérrez, congresista demócrata por Illinois pidió el miércoles al Congreso respetar al pueblo de Puerto Rico, que según dijo atraviesa "una crisis sin precedentes", y atribuyó la recesión y crisis fiscal actual a la "relación colonial" existente entre Puerto Rico y Estados Unidos.

"El Congreso nos trata como colonia, la Corte Suprema estableció que Puerto Rico pertenece a los EE.UU., aunque no es parte del país, nos quitaron autonomía y ahora quieren imponernos un supervisor", dijo hoy Gutiérrez en una conferencia de prensa realizada en el Museo Nacional de Arte y Cultura Puertorriqueña de Chicago.

Según Gutiérrez, "ellos son los responsables de nuestros problemas", y el Gobierno "no puede llamarnos incompetentes porque debemos 72,000 millones de dólares, cuando ellos deben 18 trillones".


"Es increíble que nos digan que somos incompetentes, que no sabemos manejar un presupuesto o que no podemos seguir malgastando fondos públicos", expresó.

El legislador, nacido en Chicago y criado en la ciudad boricua de San Sebastián, el pueblo de sus padres, rechazó a la vez los planes del presidente Barack Obama de crear una junta federal para supervisar las finanzas de la isla.

En su opinión, y en la de la diáspora puertorriqueña que se reunió la semana pasada en una cumbre en Chicago para discutir salidas a la crisis, el supervisor federal actuaría como gobernador paralelo y eso sería una "humillación" para los boricuas.

Delegados de comunidades puertorriqueñas de Indiana, Ohio, Michigan, Nueva Jersey, Nueva York, Texas, Wisconsin e Illinois decidieron hacer un llamado de atención ante la crisis económica y los costos humanitarios que enfrenta la isla.


Los líderes boricuas quieren que se presenten medidas de emergencia en el Congreso, antes del 30 de marzo, para solucionar el problema de la falta de dinero en las arcas del Gobierno y poder cumplir con las obligaciones financieras y los servicios básicos a los ciudadanos.

Entre las medidas figuraría una reestructura de la deuda o inclusive una moratoria en el pago de los vencimientos.

Gutiérrez recordó que sus padres "huyeron de la isla" en 1952 rumbo a Chicago junto a un millón de puertorriqueños que buscaban nuevas oportunidades.

"Ellos se fueron porque pertenecían a la clase más pobre y humilde, pero ahora los que se van son profesionales, que están dejando un gran vacío de liderazgo", expresó.


Los delegados también resaltaron durante su reunión en Chicago la importancia del voto puertorriqueño en las elecciones presidenciales de noviembre, en estados claves como Florida, Pensilvania y Ohio, lo que además podría contribuir para que el partido Demócrata recupere el control del Senado.

"Tenemos que tomar conciencia de nuestro poder colectivo", dijo el concejal boricua del Distrito 26, Roberto Maldonado.

El político consideró que antes de comprometer su voto por el candidato presidencial demócrata a la Casa Blanca en noviembre, los puertorriqueños deberían negociar un compromiso "para que nos dejen controlar mejor nuestros asuntos".

"Si no hay compromiso, no hay voto, eso no se negocia", afirmó Maldonado, quien llamó a los boricuas a comprometerse cívicamente de manera urgente y a participar en la próxima reunión de la diáspora los próximo días 22 y 23 de abril en Nueva York.

Más contenido de tu interés