null: nullpx
Asesinatos

Fiscal especial investigará si se cometieron conductas impropias en la investigación del asesinato de María Ridulph

Piden que investigue si una de las detectives cometió perjurio y si la policía y los fiscales ocultaron deliberadamente una cinta de video con el interrogatorio de Jack McCullogh, quien era sospechoso.
6 Feb 2017 – 5:53 PM EST

CHICAGO, Illinois. A casi 60 años del asesinato de Maria Elizabeth Ridulph, niña de siete años de edad quien fue encontrada muerta en Woodbine, Illinois en 1957, ahora los investigadores del caso están siendo investigados.

Un fiscal especial investigará si la policía y los fiscales de DeKalb, Illinois cometieron conductas impropias mientras investigaban el asesinato de Ridulph, uno de los homicidios más famosos de la nación.

Una orden firmada por Robbin Stuckert, juez de este condado al oeste de Chicago, pidió a la Corte de Apelaciones del Estado de Illinois que investigue si una de las policías relacionadas con el caso cometió perjurio cuando testificó en el juicio que se seguía contra Jack Daniel McCullough sobre el asesinato de Ridulph.

Ridulph desapareció el 3 de diciembre de 1957 de una calle en su barrio de Sycamore, Illinois. La menor fue vista por última vez con hombre de unos 20 años de edad que se dijo llamar Johnny. Cinco meses después, sus restos fueron encontrados en el área boscosa en Woodbine, Illinois aproximadamente a 100 millas de su casa.

El homicidio de la menor estuvo estancado por mucho tiempo y fue reportado como uno de los asesinatos más antiguos en los Estados Unido. Sin embargo, fue resuelto en 2012 cuando Jack McCullough, quien cuando se llamaba John Tessier había sido vecino de la familia Ridulph, fue condenado por asesinato de la menor en septiembre de 2012.

Ese año, Irene Lau, detective del caso testificó que mientras preparaban un examen de polígrafo a McCullough, el hombre habló como si estuviera "profundamente enamorado de la menor".

La detective testificó que la voz de McCullough era suave y parecía melancólica cuando la recordó como "increíblemente hermosa" con grandes ojos cafés y habría comentado que era "encantadora".

McCullough negó vehementemente haber matado a la niña pero la policía y los fiscales consideraron su conducta durante el interrogatorio como evidencia convincente de su culpabilidad.

Sin embargo, en marzo de 2016, el fiscal del estado del condado de DeKalb anunció que una revisión posterior de la evidencia demostraba que McCullough no podría haber estado presente en el lugar y momento del probable secuestro de Ridulph. McCullough fue liberado de la prisión el 15 de abril de 2016 y los cargos en su contra fueron desestimados.

En este nuevo giro de la historia, se ha pedido al fiscal especial en el caso, que determine si la detective fue veraz en su declaración y también han surgido interrogantes sobre si la policía y los fiscales ocultaron deliberadamente una cinta de video de 78 minutos que contradecía la versión de lo que McCullough presuntamente había dicho en el interrogatorio.


Lea también:

Más contenido de tu interés