Asesinatos

FBI busca nuevas pistas que ayuden a resolver el asesinato de Alexandra Anaya

El FBI analizará una cadena de oro con la imagen de Jesucristo que la menor usaba. El torso de la menor de 13 años fue encontrado flotando en el Río Calumet hace 11 años.
31 Ago 2016 – 6:03 PM EDT

CHICAGO, Illinois. El FBI y la policía de Chicago están buscando nuevas pistas que ayuden a resolver el asesinato de Alexandra Anaya, adolescente de 13 años cuyo torso fue encontrado flotando en el río Río Little Calumet hace más de una década.

Este martes, las autoridades del FBI dieron a conocer que han creado un nuevo grupo de trabajo que analizará pistas del caso con nuevas técnicas forenses.

De acuerdo con lo informado por la organización de seguridad nacional, este grupo volverá a analizar las evidencias recaudadas en el caso, entre ellas una cadena de oro con el rostro de Jesucristo que la estudiante de la Clark Middle School en Whiting, Indiana usaba.

“Este no es un caso frío”, dijo Courney Corbett, jefe de los investigadores y uno de los siete agentes asignados al caso a la prensa.

Anaya desapareció de la casa de su madre, localizada en el 4815 de la Pine Avenue en Hammond, Indiana, entre las 4:30 y las 6:45 am del 13 de agosto de 2005. La madre de la menor salió de la casa y cuando volvió, su hija ya había desaparecido.

Tres días después, el 16 de agosto, el torso de la menor fue encontrado flotando en el río, que está localizado al sur de Chicago, por un adolescente de 14 años que descubrió los restos de la joven mientras realizaba un paseo en bote con su familia.

De acuerdo con los investigadores, la menor fue decapitada y le cortaron sus brazos y piernas, mismos que hasta el momento no han sido encontrados.

El torso de Alexandra, desde el cuello hasta los muslos, fue lanzado con cadenas y correas al río.

Algunas marcas encontradas en lo que quedaba del cuerpo de la menor hacen suponer que además la menor habría sido golpeada.

Los restos de la joven fueron identificados gracias a una muestra de ADN que dio su madre.

Poco después de la muerte de la menor, el ex novio de la madre de Alexandra fue acusado en una corte federal de acechó a la familia, pero fue absuelto más tarde.

De acuerdo con agentes, el que responsable de la muerte de Anaya se haya tomado tanto tiempo para encubrir el asesinato hacen suponer que la menor conocía al o los asesinos.

“No creemos que este sea un caso al azar. Creemos que ella conocía a su atacante”, dijo Michael Anderson, agente especial a cargo de la oficina del FBI en Chicago.

Autoridades piden que cualquier persona con información que ayude a esclarecer el caso se comunique a la oficina del FBI en Chicago al (312) 421-6700.

Más contenido de tu interés