null: nullpx
Inmigración

Con la ayuda de abogados federales, médico sirio vuelve a pisar suelo Norteamericano

Amer Al Homssi, médico internista del Centro Médico Advocate Christ, fue detenido el domingo en el aeropuerto de Dubai cuando trataba de abordar un vuelo de regreso a la Ciudad de los Vientos.
2 Feb 2017 – 1:41 PM EST

CHICAGO, Illinois. Amer Al Homssi, médico de origen sirio, de 24 años de edad, quien había presentado una demanda contra la orden ejecutiva del presidente Trump sobre refugiados, ya está de regreso en Chicago.

“Me siento muy agradecido de estar de regreso en los Estados Unidos. Estoy agradecido con mis abogados, con los abogados federales, que me permitieron regresar. Estoy muy emocionado de regresar a mi residencia y a mis pacientes”, dijo Al Homsii en conferencia de prensa en el aeropuerto O´Hare.

“Quiero agradecer a mis familiares y amigos; a mis colegas, a la universidad y a los residentes, ellos me apoyaron mucho y sin ellos no estaría aquí”, agregó.

Homssi, quien es residente de medicina interna en el Centro Médico Advocate Christ, en el suburbio de Oak Lawn, viajó a los Emiratos Árabes Unidos hace 10 días para casarse y cuando pretendía volver a la ciudad, este fin de semana, su visa fue cancelada.

El médico, quien poseía un pasaporte de los Emiratos Árabes Unidos y una visa de estudiante J-1, fue detenido el domingo pasado en Dubai cuando trataba de abordar un vuelo de regreso a la Ciudad de los Vientos.

El problema comenzó cuando Homssi llegó a la zona de facturación, donde le ordenaron que debía pasar por una inspección secundaria. Ahí le informaron que no podía subir al avión porque la orden ejecutiva del presidente Trump prohibía la entrada de personas provenientes de siete países, entre ellos Siria.

De acuerdo con la demanda, el médico fue informado por los agentes del aeropuerto de que "podría ser 90 días o más" antes de que pudiera abordar un vuelo de regreso al país. La espera podría obligarle a abandonar el programa de residencia en el hospital, donde se esperaba que reanudara sus funciones el miércoles.

De acuerdo con Thomas Durkin, el abogado defensor de Homsii , el médico “respetuosamente trató de explicar su situación y los agentes le dijeron que lo sentían y que sus manos estaban atadas, por una orden ejecutiva del presidente Trump”.

Para Durkin, la situación en la que estaban poniendo a Homsii no sólo amenazaba su futuro como médico en los Estados Unidos, sino que podrían llevarle de regreso a Siria, una ciudad devastada por la guerra.

“Abogados federales se unieron a nosotros para hacer lo correcto en esta situación, porque se dieron cuenta que era un asunto humanitario… La cooperación de abogadores federales demuestra que somos una nación de leyes”, dijo Durkin sobre el resultado de la demanda.

No obstante, el abogado insistió en que el tema de la orden ejecutiva aún dará mucho de que hablar.

“Resolvimos el caso. Creo que hay problemas constitucionales con la orden, lo dijimos en nuestros alegatos, consideramos que es una orden discriminatoria y nos mantenemos en eso, y es algo que va a seguir siendo litigado”, dijo Durkin.

El caso de Homsii no ha terminado, se espera que el médico acuda a la corte el próximo jueves para asistir a una audiencia sobre el caso particularmente por un párrafo que tiene que ser revisado para que pueda recibir aprobación del Departamento de Estado, pero los abogados no anticipan que haya problemas.

Homsii no regresará inmediatamente a trabajar. Hoy será informado del estatus de sus pacientes y se espera que en unos cuanto días el médico internista se incorpore a sus labores.

De acuerdo con voceros del hospital, una vez que termine su residencia de tres años, Homsii se convertirá en médico internista.

Vea también: La rutina de una familia siria que espera su caso de asilo en EEUU.


La rutina de una familia siria que espera su caso de asilo en EEUU

Loading
Cargando galería

Lea también:

RELACIONADOS:InmigraciónDemandasDonald TrumpLocal

Más contenido de tu interés