null: nullpx

“Tengo a tu hijo secuestrado”: autoridades advierten sobre nueva modalidad de estafa en Texas

Varias familias han caído presa de la nueva modalidad de estafa denominada “rescate por secuestro virtual", según Gary Cutler, sheriff del condado de Hays en Texas. Las autoridades han recibido numerosas llamadas de víctimas desconsoladas que denuncian esta práctica.
29 Nov 2020 – 08:50 AM EST
Reacciona
Comparte
1/8
Comparte
La estafa generalmente comienza con una llamada telefónica que dice que alguien de su familia está cautivo, llegando incluso a alegar que su hijo o hija ha sido secuestrado acompañado de gritos de fondo. Crédito: Pixabay
2/8
Comparte
Los estafadores pueden decir que su ser querido estuvo involucrado en un accidente o está lesionado y no recibirá atención médica hasta que se paguen los daños causados por el accidente. Crédito: Pixabay
3/8
Comparte
La persona que llama luego le da instrucciones específicas a seguir para asegurarse de que su familiar regrese a usted de manera segura. Es posible que le pidan que se quede al teléfono con ellos hasta que les hayan transferido el dinero exigido. Crédito: Pixabay
4/8
Comparte
Las llamadas no provienen del teléfono de la presunta víctima secuestrada. Crédito: Pixabay
5/8
Comparte
Las personas que llaman hacen todo lo posible para mantenerlo en el teléfono y le impiden llamar o localizar a la víctima "secuestrada". Crédito: Pixabay
6/8
Comparte
El dinero de rescate solo se acepta a través del servicio de transferencia bancaria. Crédito: Pixabay
7/8
Comparte
Si recibes una llamada telefónica de alguien que exige el pago de un rescate, trata de frenar la situación y solicita hablar directamente con la víctima. Si las personas que llaman no te permiten hablar con la supuesta víctima, pide que describan a la víctima. Crédito: Pixabay
8/8
Comparte
Intenta llamar, enviar mensajes de texto o comunicarse con la presunta víctima a través de las redes sociales. No desafíes ni discutas directamente con la persona que llama.

Inmediatamente haga la denuncia a la Policía.
Crédito: Pixabay
Reacciona
Comparte

Más contenido de tu interés