null: nullpx
Vanessa Guillen

A un año de la muerte de Vanessa Guillén, estos son los cambios que ha implementado la base Fort Hood

El caso de la soldado hispana atrajo atención nacional y provocó una investigación extensa en el clima y la cultura dentro de la base militar ubicada en Killeen, Texas.
22 Abr 2021 – 08:09 AM EDT
¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte
Cargando Video...

La soldado Vanessa Guillén, de la base Fort Hood en Killeen, Texas, fue reportada como desaparecida el 22 de abril del 2020. Dos meses después, las autoridades hallaron sus restos en la ladera el río León, cerca la base. Los investigadores asignados al caso pudieron establecer que el soldado Aaron Robinson la había matado dentro de las instalaciones militares y se había desecho de su cuerpo, con la ayuda su pareja, Cecil Aguilar. Cuando la policía trató de detenerlo, el sospechoso se quitó la vida.

A un año de la desaparición y asesinato de Vanessa Guillén, el Ejército de Estados Unidos anunció que han tomado una serie de acciones para implementar las recomendaciones hechas por el Comité de Revisión Independiente de Fort Hood, encargado de investigar el caso de la soldado hispana.

El comité estaba encargado de examinar el clima y la cultura de mando en la base militar Fort Hood tras la desaparición y muerte de Guillén.

Según los informes, Guillén le había dicho a su familia que estaba siendo acosada sexualmente, pero nunca lo denunció a sus superiores por temor a represalias. Tras su desaparición, la familia realizó protestas frente a Fort Hood para exigir justicia, lo que eventualmente condujo a la creación del movimiento #IAmVanessaGuillen.

El proyecto de ley permitiría a las víctimas de agresión sexual y acoso en el Ejército informar las acusaciones a un tercero fuera de su cadena de mando. La medida está programada para ser presentada en la Cámara de Representantes de Estados Unidos el 22 de abril, exactamente un año después de la muerte de Guillén.

Estos son los cambios anunciados a la base militar:

  • Se implementó una política que requiere que los comandantes seleccionen oficiales de investigación para quejas formales de acoso sexual.
  • El III Cuerpo ahora difunde un mensaje mensual “Teal Hash” a la fuerza que incluye los resultados de las condenas por delitos sexuales.
  • Los comandantes del III Cuerpo deben actualizar a las víctimas sobre los resultados de la Junta de Revisión de Agresiones Sexuales (SARB) dentro de las 72 horas.
  • La Unidad de Investigaciones Criminales de Fort Hood tiene acceso a software de última generación y herramientas de examen forense digital.
  • Fort Hood anunció que ha revitalizado sus Juntas de Buen Orden y Disciplina y ha actualizado su lista de establecimientos prohibidos para proteger la seguridad del personal.
  • En octubre, III Corps y Fort Hood iniciaron Operation People First. La iniciativa incluye un programa de certificación de líderes. El comandante de la instalación de Fort Hood ahora dirige el proceso de SARB mensual.
  • El comandante general ha autorizado a los comandantes de misión superiores a aprovechar temporalmente los recursos de respuesta a crisis, incluido el personal de asuntos públicos, médico, legal, logístico y policial, según sea necesario.

Tras la investigación realizada por el Comité de Revisión Independiente de Fort Hood, unos 14 líderes de la base militar fueron disciplinados. Dos oficiales generales se encuentran entre los que serán destituidos de sus trabajos. Los despidos y suspensiones incluyen al general de división del Ejército Scott Efflandt, quien estuvo a cargo de la base militar cuando desapareció Guillén.

El Ejército anunció cambios para septiembre de 2020 en el liderazgo de Fort Hood. El general de división John B. Richardson IV se convirtió en comandante general adjunto para las operaciones del III Cuerpo y comandante superior interino de Fort Hood.

Te puede interesar:

Loading
Cargando galería
Reacciona
Comparte

Más contenido de tu interés