null: nullpx
Política de Salud

Es oficial, Texas anuncia el retiro de fondos del programa de Medicaid a la organización Planned Parenthood

El asunto de retirar la financiación de Medicaid a Planned Parenthood pasará a un tribunal federal en Austin en donde la organización, que sirve a cerca de 12,000 mujeres de bajos ingresos en Texas, apelará esta decisión.
21 Dic 2016 – 10:11 AM EST
¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte
Cargando Video...

AUSTIN, Texas - Funcionarios estatales de salud entregaron este martes el último aviso legal a Planned Parenthood, la mayor organización de planificación familiar del país, sobre la suspensión de fondos estatales del programa Medicaid, medida que entrará en vigor en 30 días a menos que la entidad presente un recurso de apelación, según cita el portal noticioso The Texas Tribune.

El anuncio se produce a más de un año de que se hicieran públicos algunos videos, grabados de forma secreta por activistas antiaborto de la organización Center for Medical Progress, en los que se registró a funcionarios de Planned Parenhood hablando sobre transacciones con tejidos fetales destinados a investigación médica.

“El gobernador Abbott formalmente anunció [el pasado martes] la intención del estado de Texas de evitar que los beneficiarios de Medicaid busquen cuidados de salud — como pruebas de VIH, exámenes para la mujer, control de natalidad, exámenes clínicos de pecho y exámenes para la detección de cáncer cérvico-uterino— en Planned Parenthood", dijeron voceros de la organización en un comunicado, mismo en el que indicaron que en los días próximos tomarán todos los pasos necesarios para asegurar que los pacientes puedan contar con Planned Parenthood para cuidados de salud accesibles y de calidad.

La organización además aclaró que las puertas de las clínicas permanecen abiertas para todos, sin importar sus ingresos o estatus de cobertura médica.

“Los texanos esperan que cuando se destinan los impuestos de los contribuyentes a proveedores de cuidados médicos, que solo sean para aquellos que demuestren que la salud y seguridad de sus pacientes está por encima de cualquier motivo económico que pueda poner a las mujeres en un gran riesgo”, dijo el gobernador texano, Greg Abbott, en un comunicado citado por el New York Times .

La batalla entre Texas y Planned Parenthood

La organización de salud entró en julio de 2015 en el centro de la polémica a raíz de la publicación de cuatro vídeos grabados con cámara oculta y editados por un grupo antiabortista.

En ellos, miembros de esta organización sin ánimo de lucro, hablaban de forma casual sobre la venta del tejido de los fetos abortados en sus clínicas a investigadores médicos.

En octubre del año pasado, la Gobernación de Texas anunció que cancelaría por completo la financiación pública de Planned Parenthood y aseguró que estos centros no son capaces de proveer servicios médicos de un modo "profesional, competente, seguro, legal ni ético". Además, el gobernador texano, el republicano Greg Abbott, agregó que "la espantosa extracción de partes del bebé por parte de Planned Parenthood no se permitirá en Texas y esa práctica salvaje debe llegar a su fin".

Ante el corte de fondos, la organización presentó una demanda para tratar de bloquear al estado sureño de eliminarla de la financiación de Medicaid, algo que no ha conseguido hasta el momento.

La demanda estuvo prácticamente inactiva durante un año porque Texas no había entregado el aviso legal final para suspender los fondos a la organización de planificación familiar.

La Casa Blanca ha advertido en varias ocasiones a Texas y a otros estados que sacar de los fondos de Medicaid a los afiliados de Planned Parenthood podría violar la ley federal.

Todo apunta a que la lucha por la financiación de Medicaid pasará ahora a un tribunal federal en Austin, dónde Planned Parenthood, que sirve cerca de 12,000 mujeres de bajos ingresos en Texas, apelará esta decisión.

Historias relacionadas:

Reacciona
Comparte

Más contenido de tu interés