null: nullpx
Inmigración

El gobernador de Texas se une a otros líderes locales en su lucha contra las ciudades santuario

El gobernador del estado, Greg Abbott, señaló en su cuenta de Twitter que firmaría una ley que prohíbe la existencia de las ciudades santuario y que había emitido una orden que retira los fondos destinados para las ciudades santuario.
28 Nov 2016 – 3:16 PM EST

AUSTIN, Texas.- El gobernador de Texas, Greg Abbott, es el líder que más recientemente ha manifestado su rechazo a la existencia de ciudades santuario en el estado sureño, una política que tiene como principales detractores al vicegobernador Dan Patrick, varios representantes y senadores, entre los que se destaca Charles Perry, quien introdujo una propuesta de ley que pide la cooperación de las agencias del orden con las autoridades de inmigración.

“Sí, firmaré una ley que prohíbe las ciudades santuario y también he emitido una orden que deja sin fondos a las ciudades santuario”, publicó el gobernador Abbott en su cuenta de Twitter la noche de este domingo. La declaración del gobernador es una respuesta a alguien que le preguntaba si su gobierno podía hacer algo para que Austin deje de ser una ciudad santuario.


Ninguna ciudad de Texas es una "ciudad santuario" de manera oficial, aunque en múltiples comunidades, incluidas Austin, Dallas y Houston, los jefes de policía prohíben a sus agentes indagar la situación migratoria de las personas para evitar la desconfianza de la población. No obstante, en los últimos meses y a raíz de la elección de la nueva sheriff del condado de Travis, la demócrata Sally Hernández, Austin podría convertirse en la primera "ciudad santuario" oficial de Texas.

El pasado 16 de noviembre el senador Charles Perry entregó al senado la propuesta de ley SB4 en donde se obliga a los gobiernos locales y a las agencias del orden que colaboren con las autoridades de inmigración. “Ninguna ciudad en Texas debe tener permitido ignorar la ley. Eliminaremos esta práctica de una vez por todas en esta sesión… Al elegir a un presidente republicano y tener mayoría en el Congreso, los estadounidenses han dejado claro que solucionar nuestra crisis de inmigración ilegal debe ser una prioridad”, señaló el senador Perry.

En el mismo sentido, el vicegobernador texano, Dan Patrick, señaló que eliminar las políticas de ciudades santuario es una de sus 10 prioridades. “Esta legislación es clave para mantener nuestra frontera segura. Las ciudades que deciden actuar como un lugar seguro para los inmigrantes ilegales no solo rompen las leyes federales, pero crean un imán para la inmigración ilegal. Estoy comprometido con terminar las ciudades santuario en todo Texas…”, indicó Patrick en un comunicado.

En Houston, Ed González, el alguacil quien estará al mando del condado Harris, el más grande de Texas y el tercero con más población del país, dijo recientemente que el acuerdo de colaboración que tiene el condado con ICE a través del programa federal 287 (g) es costoso y no hace más seguras a las comunidades. “Es hora de terminar el acuerdo de cooperación con inmigración”, señaló en entrevista con Univision.

En otros estados de EEEU, algunas ciudades santuario como Nueva York, Los Ángeles o Chicago la Policía y funcionarios municipales tienen prohibido preguntar el estatus migratorio de las personas y tampoco colaboran con el Departamento de Inmigración en la detención de indocumentados para ser deportados.

Más contenido de tu interés