null: nullpx
Huracán Harvey

El gobernador de Texas declara 50 condados como área de desastre y advierte sobre el peligro de "dramáticas inundaciones"

A pesar de que el huracán Harvey se debilitó hasta pasar a ser una tormenta entre la mañana y tarde de este sábado, Greg Abbott advirtió que zonas ya saturadas de agua de Corpus Christi y Houston se registrarán abundantes precipitaciones. No confirmó víctimas mortales en su primera evaluación de daños por el azote del ciclón.
26 Ago 2017 – 2:44 PM EDT

El gobernador Greg Abbott advirtió este sábado que zonas como Houston y Corpus Christi recibirán al menos otras 20 pulgadas de lluvia pese a que Harvey perdió fuerza y pasó a ser una tormenta con vientos sostenidos de 70 millas por hora.

Abbott indicó que se han declarado 50 condados como área de desastre y advirtió de posibles "dramáticas inundaciones".

"Ahora que el huracán tocó tierra, nuestra preocupación principal siguen siendo las inundaciones dramáticas. De acuerdo a información que tengo, ha habido cerca de 20 pulgadas de lluvia en Corpus Christi y cerca de 16 pulgadas de lluvia en el área de Houston, y nuestra mayor preocupación es que haya entre otras 20 y 30 pulgadas más de precipitaciones desde Corpus Christi hasta Houston", dijo el gobernador en la primera evaluación oficial de daños en medio del azote de Harvey.

Por eso, recomendó a la población que esté sumamente vigilante a las crecidas de agua en zonas como Corpus Christi, donde residen unas 320,000 personas, en su mayoría hispanas.

"Recuerda que cuando te topas con agua puede ser realmente mucho más profunda de lo que percibes", afirmó. "Todos conocen el dicho: Da la vuelta, no arriesgues tu vida", agregó.

Texas fue golpeado en la noche y madrugada de este sábado por el huracán más potente que haya tocado tierra allí en 50 años. La localidad de Rockport, 30 millas (48 kilómetros) al norte de la ciudad de Corpus Christi, fue la que recibió el mayor impacto.


Las últimas imágenes del paso del huracán Harvey por Texas

Loading
Cargando galería

Imágenes mostraron casas y negocios derribados, así como calles bloqueadas por escombros y árboles caídos.

Sin embargo, hasta el momento, el gobernador Abbott dijo que no han recibido reportes de víctimas mortales.

" No tenemos información disponible sobre víctimas fatales, es información que estaremos trabajando con las agencias locales", dijo al ser consultado por periodistas en Austin.

El gobernador agregó que hay más de 10,000 miembros de los servicios de emergencia trabajando activamente en las labores de limpieza, búsqueda y rescate de personas. "Nos hemos enfocado en apoyar a las personas evacuadas, especialmente en el área de Corpus Christi", acotó.

Más contenido de tu interés