null: nullpx
Política

El gobernador de Texas afirma que el porte de armas en universidades y el rechazo de refugiados podrían haber evitado el ataque en la Universidad Estatal de Ohio

El líder republicano Greg Abbott afirmó en una entrevista televisiva y en sus redes sociales que el ataque ocurrido en Ohio pudo haberse evitado si dicho estado tuviera políticas adoptadas por Texas en este año.
29 Nov 2016 – 5:21 PM EST

AUSTIN, Texas.- El gobernador texano Greg Abbott, sugirió este martes que una ley como la de Texas que permite llevar armas a centros universitarios y el rechazo de refugiados en dicho estado hubiera evitado el ataque ocurrido este lunes en la Universidad Estatal de Ohio.

Abbott aseguró en una entrevista que la ley que permite portar armas en las facultades habría obligado a pensar dos veces a Abdul Razak Ali Artan, el sospechoso de haber arrollado primero a varias personas y luego atacar con un cuchillo a los presentes en la Universidad de Ohio State. "Creo que en un campus universitario como aquí en Texas, la gente se lo pensará dos veces antes de emprender un ataque como este ", dijo el gobernador en entrevista con el canal Fox News.

La ley que permite la portación de armas, conocida como "campus carry", establece que quienes tengan un permiso de portar armas otorgado por el estado puedan llevarlas en la mayoría de las instalaciones universitarias.

“Es una locura que EEUU no salvaguarde a nuestra gente, al traer gente de naciones dirigidas por terroristas”, agregó Abbott en la misma entrevista y más tarde en un tuit.

Abbott decidió hace un par de meses retirarse del programa de reubicación de refugiados de Estados Unidos alegando razones de seguridad. El sospechoso del ataque en Ohio era un refugiado somalí que llegó a los Estados Unidos en 2014 como residente permanente legal, viviendo brevemente en Dallas antes de trasladarse a la ciudad de Columbus, Ohio.


"Predije que esto iba a suceder", señaló Abbott, alabando su decisión de retirarse de dicho programa y añadiendo que él "no podría ser cómplice de la importación de terrorismo".

“Durante este tiempo cuando el mundo entero enfrenta la crisis más seria de refugiados en décadas, los gobiernos de todos niveles deben proveer soluciones constructivas y ofrecer asistencia y no huir de sus responsabilidades. Le pedimos a la oficina del gobernador que reconsidere su posición y que continúe haciendo a Texas un estado que recibe a hombres, mujeres y niños que huyen de las zonas de guerra en el mundo”, dijo en un comunicado de prensa Efrén Olivares, director regional legal del Sur de Texas de la organización Texas Civil Rights Project, cuando se anunció que el estado sureño no recibiría a más refugiados.

La oposición del gobernador a recibir refugiados ha encontrado una fuerte oposición en algunas ciudades del estado, como Austin y Dallas, en donde se han registrado manifestaciones y protestas en favor de esta comunidad.

Más contenido de tu interés