null: nullpx
Frontera EEUU México

Turismo de maternidad: madres embarazadas viajan a EEUU para dejarle una 'herencia' a sus hijos

En una tendencia cada vez más común, las mujeres cruzan desde México a Estados Unidos solo para dar a luz, con el objetivo de que sus hijos tengan la nacionalidad estadounidense. Los costos para tener un bebé en Arizona –sin seguro médico– oscilan entre los 5,000 y 6,000 dólares. Los hospitales tienen el negocio desarrollado: ofrecen diferentes paquetes de servicios médicos que incluyen desde parto, anestesia y estadía en el hospital, hasta descuento en medicinas.
28 Oct 2018 – 10:51 AM EDT

TUCSON, Arizona.– Laura* y su esposo, Miguel*, residentes de Ciudad de México, decidieron que su primer hijo naciera en territorio estadounidense. ¿La razón? Querían que su hijo obtuviera la doble ciudadanía y así cuando crezca, tenga la opción de decidir dónde quiere estudiar y vivir. Así fue como empezaron a buscar información sobre los costos del parto y eligieron como destino Arizona.

En Internet encontraron respuestas y hasta el ginecólogo que recibió al niño, quien ahora tiene 3 años. Iniciaron el proceso, el doctor les pidió los ultrasonidos y una evaluación de su embarazo firmada por su médico. Con la documentación completa, Laura viajó a los siete meses y medio de gestación, con su esposo y su madre, a Hermosillo, Sonora (México). De allí cruzaron la frontera manejando y llegaron a Tucson, Arizona, donde habían rentado una vivienda por los cuatro meses que tenían planeado permanecer en Estados Unidos.

Miguel regresó a México a trabajar y volvió a Tucson una semana antes del nacimiento del niño. Al mes de haber nacido y tras esperar que recibiera las primeras vacunas, estos nuevos padres tramitaron el pasaporte estadounidense del bebé y a la vez la ciudadanía mexicana en el consulado de ese país. Cuando el pequeño cumplió un mes y medio, regresaron a casa.

Hospitales que "venden una ciudadanía"

Por su cercanía, Arizona es uno de los estados preferidos de las mujeres embarazadas mexicanas que quieren dar a luz a sus bebés en Estados Unidos. Aunque esta práctica se ha visto por años, en la actualidad algunas cosas han cambiado.

"Antes los hospitales de Estados Unidos se anunciaban en México, ofreciendo paquetes médicos de partos y ya no lo están haciendo por un tema de controversia: desafortunadamente en medios y redes sociales se hablaba de que estaban vendiendo una ciudadanía", dijo a Univision Noticias Felipe García, vicepresidente de Visit Tucson, una organización que promueve el turismo y comercio entre el sur de Arizona y México.

Esto obligó a los centros médicos a cambiar la estrategia. Ahora ofrecen paquetes médicos a los que cualquier persona que no tenga un seguro médico puede acceder (ya sea que viva en el país o no), dentro de los cuales incluyen el de parto.

"Si cualquier persona llama a un hospital de la ciudad y dice 'no tengo seguro' o 'no me están cubriendo el parto', tenemos un paquete y eso es lo que están aprovechando las personas que vienen de México y otros países para tener sus hijos aquí en Estados Unidos", explicó García.

La ginecóloga Raquel Mercado, quien trabaja en un hospital de Tucson, afirma que esto continúa siendo una práctica muy común, pues ella misma recibe varias pacientes de México y otros países que entran legalmente a EEUU solo para dar a luz. "Estamos en Arizona un estado fronterizo con México. Tenemos mucha gente de Sonora que nos visita. Establecen un cuidado prenatal en su pueblo y hacen coomanejo con nosotros al venir a parir el bebé en Estados Unidos", comentó la doctora.

¿Cómo funciona?

Los costos para tener un niño en Arizona sin seguro médico oscilan entre los 5,000 y 6,000 dólares. Mercado explica que hay paquetes en los hospitales que incluyen el parto, la anestesia, la estadía por días y hasta descuento en los medicamentos. El costo del servicio médico varía entre 2,500 y 3,000 dólares, a lo que se suman el viaje y alojamiento por los días que se quedan en el país, alimentación y otros gastos extra, que pueden elevar la cifra al doble.

"Si traen los laboratorios (exámenes) de México, que estén convalidados con los que hacemos aquí no tienen que incurrir en los gastos de tener (que hacerce) más laboratorios. También pueden traer los ultrasonidos. El cuidado que se le provee como médico está aproximadamente entre 2,700 a 3,000 dólares, dependiendo si es una cesárea o un parto natural", indicó la ginecóloga.

La doctora resaltó que ha establecido una buena relación con las pacientes extranjeras y gracias a esto se han incrementado los casos que atiende en sus últimos seis años de práctica en Arizona.

"Diría que aproximadamente atendemos entre 20 y 25 pacientes al año, que en mi práctica vienen y tienen su bebé en Estados Unidos", afirmó.

El vicepresidente de Visit Tucson recalcó que las personas que ingresan al país con visas de turismo para tener a sus hijos en Arizona suelen tener buenos ingresos en sus países de origen.

"La gente que viene por estos servicios es gente que tiene una fuerte capacidad económica, porque no tienen seguro y no solamente van a pagar el parto en el hospital, van a pagar los médicos, la estadía, alimentación", comentó García.

Los costos por el hospital, el ginecólogo que atendió el parto, los medicamentos y el hospedaje fueron de alrededor de 10,000 dólares. Laura y Miguel invirtieron ese dinero con el fin de dejarle una especie de 'herencia' a su hijo. Y como ellos, muchos lo hacen y son parte de la tendencia del turismo de maternidad.

"Dicen que es un regalo para ellos"

Las familias extranjeras que deciden dar a luz a sus hijos en Estados Unidos lo hacen por varias razones. Pero la principal es que sus hijos obtengan la ciudadanía estadounidense, a la que tiene derecho cualquier persona que nazca en este territorio y lo cual les permite tener un pasaporte que les facilita el cruce fronterizo desde México, además de acceso a otros beneficios como ciudadanos de EEUU.

"A muchas personas les preguntas 'por qué quieres que tu hijo nazca en Estados Unidos' y te dicen 'porque es un regalo para ellos'", señala García.

Sin embargo, uno de los temas que más incomoda a los críticos de la inmigración son los partos de las madres inmigrantes, con o sin documentos legales. Esto debido a que estos niños en un futuro podrán figurar en la vida política, económica y cultural de la sociedad estadounidense, sin importar el estatus de sus padres.

Aunque hay que aclarar que no todos los padres permanecen en el país con sus hijos, como en el caso de Laura y Miguel, pues generalmente regresan al lugar donde viven. Este número no es fácil de calcular ya que por cuestiones de privacidad, los hospitales no comparten las cifras de los partos que atienden de pacientes extranjeras.

Por su parte, la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) dijo a Univision Noticias que no tienen una ley o regulación relacionada con la clasificación de visas que impida que una persona sea admitida en Estados Unidos para obtener servicios médicos. Es decir, en la frontera tampoco tienen una forma de contabilizar cuántas mujeres embarazadas cruzan con visa de turista para dar a luz en suelo estadounidense.

Sin embargo, aclaran que "si durante la inspección, se descubre que la persona está violando el estado de la visa que está presentando, se le puede negar la entrada y procesarla de acuerdo con la política o procedimiento de CBP y la Ley de Inmigración y Nacionalidad".

Partos de inmigrantes en EEUU

El Centro de Estudios de Inmigración presentó un estudio que analiza los nacimientos de inmigrantes basándose en la Encuesta de la Comunidad Estadounidense (ACS) de la Oficina del Censo, la cual muestra un panorama de los nacimientos de las madres inmigrantes, incluidas las características demográficas de estas.

El sondeo arroja un estimado de partos de mujeres inmigrantes indocumentadas a nivel nacional, así como los nacimientos por estado y en la ciudades de mayor población. En 2014, uno de cada cinco nacimientos (791,000) en Estados Unidos fue de una madre inmigrante (con y sin documentos legales).

El reporte señala que los partos de inmigrantes con documentos legales representaron el 12.4% (494,000) mientras los de madres indocumentadas representaron el 7.5% (297,000). Entre las cifras de las inmigrantes con documentos no es claro si residen en EEUU o son extranjeras que vienen al país a dar a luz y regresan a sus lugares de residencia.

*Los nombres han sido cambiados para proteger la identidad de las personas, quienes contaron su historia bajo anonimato.

Mira también:



El reto de nacer antes de tiempo: la evolución de mi bebé prematuro

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés