null: nullpx
Elecciones

Tucson podría convertirse en la primera ciudad santuario de Arizona yendo en contra de oficiales demócratas y republicanos

Votantes progresistas quieren enviar un fuerte mensaje a Trump, mientras que oficiales demócratas de la ciudad de Tucson se oponen a la medida temiendo una fuerte retaliación económica por parte del gobierno federal.
5 Nov 2019 – 05:17 PM EST

Este martes los votantes de Tucson, Arizona tienen en sus manos la dirección que tomarán las autoridades de la ciudad en relación con la comunidad inmigrante que vive en esta importante urbe fronteriza.

Por un lado los progresistas quieren que se apruebe en las urnas la proposición 205 que declararía a Tucson como ciudad santuario, lo que enviaría un fuerte y claro mensaje a la recia política migratoria del presidente Donald Trump.

Por otra parte miembros del concejo municipal, todos demócratas, se oponen a la medida temiendo que la ciudad pierda millones de dólares en fondos federales y estatales, lo que constituye una parte vital del presupuesto de la ciudad.

De igual forma legisladores estatales republicanos han amenazado con castigar fuertemente a la ciudad de Tucson de aprobarse la medida. La legislatura estatal, liderada por el partido republicano, aprobó en el pasado una medida que permite al estado cortar fondos para las ciudades que aprueban leyes en conflicto con las leyes estatales.

La medida que busca neutralizar la proposición 205 es la ley SB1070, la controvertida ley de inmigración de Arizona aprobada en 2010, la cual provocó fuertes protestas en todo el estado y el resto del país.

La SB1070 prohíbe las ciudades santuario en Arizona y exige que la policía verifique el estado migratorio de cualquier persona sospechosa de ser un inmigrante indocumentado. Aunque parte de la ley fue rechazada por los tribunales quedó en vigencia el requisito que permite a los oficiales revisar los documentos migratorios de las personas.


De aprobarse en las urnas la propocisión 205 se declararía en el código de la ciudad que Tucson es una ciudad santuario, además se restringiría a los agentes de la ley de tomar acciones que busquen determinar el estado migratorio de una persona bajo ciertas condiciones.

De igual forma la medida prohibiría a los oficiales de la ciudad comunicarse con las agencias federales de inmigración, en particular ICE, para determinar el estado migratorio de una persona. Por último la medida prohibiría a los empleados de la ciudad preguntar sobre el estado migratorio de las personas.

Aunque en 2012 el concejo de la ciudad designó a Tucson como una ciudad que acoge a los inmigrantes, y expresó su apoyo a esta comunidad, se abstuvo de catalogarse como ciudad santuario. La votación de este martes podría dar un giro estructural en la protección de la comunidad inmigrante en esta importante ciudad fronteriza.

Estas son las cinco mejores (y peores) ciudades para los inmigrantes en EEUU

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés