null: nullpx
Inmigración

Reciben con protestas a la primera dama Melania Trump en su segunda visita a la frontera

La primera dama visitó el centro de procesamiento de la Patrulla Fronteriza en Tucson y luego un albergue para menores de Southwest Key en Phoenix donde permanecen niños que fueron separados de sus padres.
28 Jun 2018 – 2:19 PM EDT

TUCSON, Arizona.– La primera dama, Melania Trump, visitó Tucson y Phoenix para conocer la situación de los menores que permanecen en centros de detención y en albergues, esto en medio de la indignación que generó la política de la administración de separar a los niños de sus padres al cruzar la frontera ilegalmente. La semana pasada el presidente Donald Trump firmó una orden ejecutiva terminando con esta práctica.

Trump descendió del avión a las 10:04 am en la Base de la Fuerza Aérea Davis-Monthan en Tucson, vistiendo una blusa negra con mangas de tres cuartos, pantalones blancos fluidos y zapatillas blancas. Unas gafas de sol negras cuando la temperatura alcanzaba los 100 grados Farenheit.

La primera dama visitó las instalaciones de la Patrulla Fronteriza, que están ubicadas a una hora de la línea fronteriza, en este lugar se encuentra el centro de detención donde son trasladados las familias y los menores que cruzan la frontera sin documentos legales.

Trump se reunió en una mesa redonda con agentes de la Patrulla Fronteriza, el alguacil de Estados Unidos y residentes fronterizos para escuchar las historias de quienes viven en la frontera. El jefe del sector Tucson, Rodolfo Karisch, le mostró la foto de un niño de 6 años, originario de Costa Rica, que fue hallado en el desierto tras haber sido abandonado por traficantes.

Karisch dijo que los agentes encontraron al menor sosteniendo una botella de Coca y una nota.

"La gente también tiene que entender los peligros del desierto, del calor, de la violencia que existe", dijo Karisch a Trump. "Esto es algo que nuestra gente (los agentes) encuentra a diario".

Durante la conversación, la primera dama saludó a funcionarios federales, les agradeció por su arduo trabajo y dijo que quiere ayudar a los niños. Trump preguntó con qué frecuencia los agentes se encuentran con niños que cruzan la frontera sin acompañante y que tan jóvenes son.

Los agentes contestaron que 1,100 niños no acompañados habían ingresado en los puertos de entrada de Arizona desde octubre de 2017.


En fotos: Melania Trump viaja a la frontera por segunda vez en menos de una semana

Loading
Cargando galería

Michael Humphries, director asistente de operaciones de campo de Tucson, le dijo a Trump que hay muchas ideas erróneas sobre la separación de las familias. Él mencionó que las separaciones de niños suelen ser cortas.

"Le damos el máximo cuidado ... tuvimos una mujer que tenía 16 años, fue violada en el viaje desde Centroamérica", dijo. "Ella tenía al bebé aquí bajo nuestra custodia. La llevamos al hospital, nos quedamos con ella todo el tiempo".

Un agente de la Patrulla Fronteriza que en su uniforme tenía el nombre J.D. Silva, le dijo a Trump que los agentes reconocen la humanidad de las situaciones que enfrentan y a menudo les dan comida a los niños migrantes que se encuentran en el campo.

"Lo necesitan", le dijo Silva a la primera dama, "y realmente no entienden lo que está sucediendo".

Trump entró al centro de procesamiento, donde los inmigrantes permanecen por poco tiempo. Este lugar hay ocho salas de espera, cada una con un nombre, varones, juveniles, familias, procesado, no procesado. Algunas habitaciones también mostraro que la capacidad máxima es de 9 a 13 personas. Todas las puertas de las celdas estaban abiertas.

En la primera celda para familias, había una madre y un niño de 3 años estaba marcada como "Unidad familiar 8", el niño se asomó repetidamente por la puerta.


En esta visita Trump también escuchó a un ranchero que trabaja en terrenos cerca de Nogales, Arizona, Dan Bell, de ZZ Cattle Corporation, abogó por más carreteras a lo largo de la frontera que le permita a los agentes acceso adicional y más valla fronteriza.

Bell dijo que vio una diferencia en su propiedad, que según dijo estaba a lo largo de 10 millas de la frontera internacional, después de que se instalaron cuatro millas de caminos y cercas de bolardos.

Esta es la segunda visita de Trump a la frontera desde que su esposo, el presidente Donald Trump, firmó una orden ejecutiva la semana pasada poniendo fin a la práctica de su administración de separar familias en la frontera.

A las afueras del albergue de Southwest Key la Estrella del Norte un grupo de personas protestaron con carteles por la política de ‘cero tolerancia’ de la administración de su esposo que separó cientos de niños de sus padres tras cruzar la frontera. Aunque se había dicho que visitaría este sitio la primera dama tan pronto salió de la Patrulla Fronteriza tomó el avión para Phoenix.


Trump visitó un albergue, al oeste de Phoenix, donde permanecen menores separados de sus padres, allí también la esperaban decenas de personas protestando. Con esta visita terminó su viaje al estado fronterizo y regresó a Washington D.C.

Vea también:

📸 Así llegan a la frontera los padres e hijos inmigrantes que el gobierno está separando

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés