null: nullpx
Investigación

Pareja confiesa que ocultó el cuerpo sin vida de su hija de crianza en el ático de su casa

Revelan los detalles, que contienen documentos de la corte, sobre la familia Loera que en Phoenix son acusados de ocultar el cuerpo de su hija de crianza durante dos años, por temor a perder a sus otros tres hijos.
4 Feb 2020 – 10:59 AM EST

Giran múltiples cargos criminales contra la pareja en cuyo hogar se cometía abuso infantil y en donde además se encontraron los restos humanos de una menor.

En una entrevista después de su arresto, Rafael Loera confesó que hace dos años una de sus hijas de crianza, se enfermó durante las vacaciones y murió en camino al hospital. Por temor de perder a sus otros hijos, él y su esposa envolvieron el cuerpo en una sabana y lo colocaron en el ático.

Todo comenzó el 20 de enero cuando una menor de 11 años llamó a la policía para pedir ayuda porque tenía miedo.

“No había nadie más en la casa, solo estaba ella, los oficiales entraron y encontraron que la casa, la residencia estaba sin electricidad, no había comida, había muchas cosas que no es normal para una residencia” dijo Mercedes Fortune de la policía de Phoenix.

La niña de 11 años llevaba dos días sola y tenía hambre, también le dijo a las autoridades que su madre de crianza estaba en Minnesota junto con sus otros dos hermanitos; el departamento de cuidado del menor tomó su custodia.

Luego el 28 de enero, una trabajadora social del departamento de cuidado del menor fue hasta la casa para hablar sobre los otros dos menores bajo la custodia de Loera y su esposa. Él acabó firmando la custodia temporal de una niña de 4 años y un niño de 9.

Al mismo tiempo, oficiales de la policía de Phoenix entrevistaban a la menor de 11 años quien dijo a los detectives que su madre era abusiva y le pegaba con cables eléctricos y la empujaba contra las paredes, oficiales encontraron marcas en su cuerpo que confirmaban dicho abuso.

Según los documentos de la corte, Rafael Loera había dicho que ´el era abusado por su esposa.

La menor de 11 años también confesó que hace dos años su hermana mayor, desapareció y su mamá le dijo que había sido adoptada y se había ido a Colombia, pero su padre le dijo que había sido adoptada y estaba en México.

Aproximadamente una hora después de que los menores fueran llevados por la trabajadora social, el 28 de enero, bomberos recibieron una llamada por un incendio en la casa de los Loera . Tras una investigación, autoridades se dieron cuenta que el mismo Loera había comenzado el fuego pues quería acabar con su vida.

Rafael Loera de 56 años y su esposa Maribel de 50 años enfrentan varios cargos de abuso infantil y negligencia, ocultar restos humanos, y por provocar un incendio.

Las autoridades dicen que Rafael estaba empleado en Amazon y Sierra Linda High School.

Más contenido de tu interés

Actualizaciones importantes Hemos actualizado nuestra Política de Privacidad a partir del 19 de febrero de 2020.