null: nullpx
Inmigración

La conocida dreamer Dulce Matuz ya es ciudadana estadounidense

La activista, ahora ciudadana estadounidenses quiere motivar a 417,000 latinos en Arizona para que se registren y voten en las elecciones del próximo 8 de noviembre.
20 Sep 2016 – 12:53 PM EDT

Dulce Matuz: de soñadora a ciudadana estadounidense

Loading
Cargando galería

PHOENIX, Arizona - La activista y "soñadora" Dulce Matuz, reconocida en 2012 como una de las personas más influyentes del mundo por la revista "Time", cumplió uno de sus mayores sueños: convertirse en ciudadana estadounidense.

“Fue una espera de 16 años, es algo muy importante para mí, como cuando me casé o cuando día a luz a mi hijo, algo que realmente deseaba por mucho tiempo. Y no es solo por tener el estatus migratorio sino por tener del derecho a votar’’, dijo Matuz a Univision Noticias.

En la ceremonia de ciudadanía realizada en la escuela secundaria Trevor Browne, en Phoenix, estuvo acompañada por su madre, Rosa Soto, quien expresó su satisfacción por un logro más de su hija y dijo que esperaba que la ciudadanía le sirviera para “crecer todavía más, porque siempre se puede crecer’’.

La activista originaria del estado mexicano de Sonora, llegó a este país cuando tenía solo 15 años de edad para reunirse con su madre.

Cuando terminó la preparatoria enfrentó toda clase retos para ingresar a una carrera universitaria, después de los sacrificios obtener para su colegiatura no pudo ejercer su carrera debido a su estatus migratorio.

Su historia ha servido de inspiración para muchos jóvenes, que como ella, llegaron a este país a corta edad, son indocumentados y tienen limitaciones para acceder a los beneficios de los que gozan quienes nacieron aquí.

En el 2007, la legislatura de Arizona aprobó la ley estatal 300, la cual niega la posibilidad a estudiantes indocumentados de pagar colegiaturas como residentes del estado en universidades y colegios públicos.

Ella transformó su frustración e impotencia (al sentirse limitada por un estatus migratorio) en una fortaleza que le sirvió para convertirse en una luchadora por los derechos de los jóvenes indocumentados. Esto la llevó a convertirse en una destacada activista en Arizona.

Fue en el 2009 cuando Matuz empezó su lucha para exponer las injusticias que vivían los estudiantes indocumentados. Luego cofundó la 'Coalición del Acta Sueño' en Arizona.

Matuz formó parte del grupo de soñadores que presentó una demanda en contra del estado de Arizona en el 2012, cuando la exgobernadora Jan Brewer firmó una orden negando licencias de conducir a los jóvenes amparados bajo el programa de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA).

Después de librar una dura batalla legal, un juez federal falló a favor de los soñadores en diciembre del 2014 permitiéndoles obtener sus licencias.

Matuz dijo que con la ciudadania seguirá su lucha, ahora promoviendo el voto. Por esa razón, tan pronto terminó la ceremonia, lo primero que hizo fue registrarse para votar.

“Tenemos que salir a votar, estar involucrados, educarnos y tomar acción, es una combinación consistente de todo esto”, comentó Matuz. “Mi activismo siempre va a seguir”.

Su meta es motivar a los 417,000 latinos en Arizona elegibles para votar para que se registren antes del 10 de octubre y voten en las elecciones de noviembre.

“He hablado con mucha gente que tiene el derecho y la oportunidad de hacerlo y no lo hace porque cree que su voto no va a contar o que no va hacer una diferencia. Pero estoy convencida que sí hace esa diferencia’’, afirmó la activista.

Aceptó que existe una gran apatía en la comunidad para votar en las elecciones generales del próximo 8 de noviembre.

“Yo lo comprendo, es difícil estar emocionado cuando el partido republicano se la lleva atacando a la comunidad inmigrante y tenemos un partido demócrata que realmente no ha sido el héroe de nuestra comunidad”, sostuvo Matuz.

Matuz está casada con un ciudadano estadounidense y es madre de Benjamín, de 3 años de edad. Cuando se graduó, debido a su estatus migratorio, la única opción que tuvo para ejercer su profesión fue crear su propia compañía de bienes raíces.

Publicidad