Cárcel

La Ciudad de las Carpas de Arizona será un centro de rehabilitación para presos adictos a las drogas

El espacio que hasta hace poco se usó para tener a presos vestidos de color rosa, al aire libre y bajo intensas temperaturas, tendrá un uso más productivo: Los reclusos adictos a opioides recibirán clases y serán preparados para reintegrarse a la sociedad.
16 Oct 2017 – 4:57 PM EDT

PHOENIX, Arizona. - PHOENIX, Arizona. – A pocos días de anunciar el cierre definitivo de la polémica cárcel al aire libre en Arizona, conocida como ‘Tent City’, el sheriff del condado Maricopa, Paul Penzone, anunció que las instalaciones serán utilizadas para la rehabilitación de reos adictos a las drogas, particularmente opioides.

Penzone enfatizó que este espacio será destinado para generar un uso productivo y preparar a los reclusos para reintegrarse a la sociedad. En el lugar recibirán clases y serán atendidos por profesionales de la salud.

La ampliación del programa MOSAIC en la Cárcel de las Carpas, enfocado en tratar a los presos adictos a las drogas, se ubicará en el área que utilizaban los presos para refrescarse de las altas temperaturas que Phoenix alcanzan los 120 grados Farenheit en verano.

La psiquiatra Dawn Noggle dijo que de acuerdo a las investigaciones realizadas sobre los efectos del programa se comprobó que ayuda a evitar que las personas reincidan en las drogas y regresen a prisión.

La expansión de este programa permitirá incrementar de 500 a 770 el número de reos que participan.

"La mitad de los reos que salen de nuestras cárceles, 50.000 personas, regresan por una segunda o tercera vez", resaltó Penzone. Agregó que con el programa esperan terminar con la reincidencia, reducir los niveles de crimen, ahorrar dinero en detención y la transformación de reos en personas productivas.

El programa iniciará entre los próximos 30 a 40 días cuando empiece el traslado de los reclusos. Por ahora, solo estará en funcionamiento el interior de las instalaciones, el exterior, donde estaban las carpas, continuará en desuso.

La cárcel al aire libre establecida por el exsheriff Joe Arpaio en 1993, fue reconocida a nivel nacional porque mantenía a los presos al aire libre y los obligaba vestir ropa interior de color rosa.


Más contenido de tu interés