null: nullpx
Demandas

Demandan al estado de Arizona por negar licencias de conducir a ciertos inmigrantes

La demanda fue presentada por el Fondo Mexicoamericano para la Educación y Defensa Legal (MALDEF), el Centro Nacional de Leyes de Inmigración (NILC) y la firma Ortega en representación de cinco personas.
14 Sep 2016 – 7:26 PM EDT

El estado de Arizona ha sido demandado nuevamente, esta vez por negar licencias de conducir a ciertos inmigrantes que gozan de amparos migratorios aprobados por el gobierno federal.

La demanda fue presentada por el Fondo Mexicoamericano para la Educación y Defensa Legal (MALDEF), el Centro Nacional de Leyes de Inmigración (NILC) y la firma Ortega, ante una corte federal en Phoenix, representando a cinco personas afectadas directamente por esta regulación.

“Que me nieguen ese permiso es frustrante”, dijo a Univision Guadalupe Nava, una inmigrante sobreviviente de violencia doméstica a quien el estado le ha negado en tres ocasiones una licencia de conducir. “Ni siquiera me han permitido expresar para decir si puedo o no, es una negación rotunda de no, no puedes por el tipo de permiso”.

Guadalupe es una de las cinco víctimas que interpusieron la demanda porque aunque tienen permisos para permanecer en el país legalmente el estado no los valida.

“Los cinco demandantes representan tres categorías, personas que reportan crimines porque fueron víctimas de crimen, las personas que reportan violencia doméstica que fueron víctimas también, y las personas que no tiene prioridad de deportación”, dijo el abogado Daniel Ortega.

Las organizaciones aseguran que la ley de Arizona es inconstitucional y discriminatoria.

“Es un clima tan antiinmigrante que el propósito por el cual, como en este caso no se les da licencia de manejar, cuando aquí tienen presencia legal bajo el gobierno federal, es más bien una motivación de malicia”, afirmó Ortega.

Esta demanda toma lugar dos años después de que una corte federal obligara al Estado a otorgar licencias de conducir a los beneficiarios de la Acción Diferida para los llegados en la Infancia (DACA), también conocidos como “soñadores”.

Sin embargo, según los abogados son cientos los casos de inmigrantes en Arizona que están protegidos por programas dirigidos a víctimas de violencia doméstica o crímenes violentos que siguen siendo impactados por esta misma política.

“(la licencia) es necesaria para mantener unas vidas productivas, unas vidas útiles, vidas en las cuales pueden reaccionar a las emergencias, llevar a sus hijos a la escuela, cita con los médicos, ir al trabajo”, enfatizó el abogado.

Univision contactó a la oficina del gobernador Doug Ducey y respondieron que los abogados del Estado estaban revisando la demanda.

Este litigio puede tomar años como ocurrió con el caso de los soñadores, pero los abogados están optimistas que ganarán está batalla beneficiando no solo a estos inmigrantes.

Publicidad