Elecciones 2018

Cuatro mujeres en la batalla para ser la primera senadora de Arizona en Washington

En unas primarias marcadas por la muerte del senador John McCain, las republicanas Martha McSally y Kelli Ward y las demócratas Kirsten Sinema y Deedra Abboud se enfrentan este martes para ganar la nominación y buscar en noviembre la silla que dejará vacante el senador Jeff Flake.
27 Ago 2018 – 12:37 PM EDT

TUCSON, Arizona.- Arizona cumple este martes el último día de votación de sus primarias para seleccionar los candidatos que presentarán los partidos Republicano y Demócrata a las elecciones de mitad de período de noviembre.

El proceso se realiza a la sombra de la muerte del senador republicano John McCain, quien representó al estado por las últimas cuatro décadas.

Las cuatro candidatas que aspiran reemplazar al otro senador republicano por Arizona, Jeff Flake, un duro crítico del presidente Donald Trump que anunció su retiro en octubre del año pasado, se refierieron a McCain.

Hasta se ha generado un polémica por un mensaje en Facebook que colocó una de ellas criticando la pertinencia del anuncio el viernes pasado de que el senador suspendió el tratamiento del cáncer cerebral que empezó a afectarlo un año atrás.

La demócrata Kyrsten Sinema fue la primera en manifestar su pesar por el fallecimiento del líder republicano, en un tuit publicó que "Arizona no será la misma" y resaltó que McCain será recordado como "un estadista, un patriota, nuestro héroe de Arizona".


Su oponente Deedra Abooud publicó un escueto mensaje, lamentando el fallecimiento.


La candidata republicana, Martha McSally, también se unió a las expresiones de pesar por la partida de quien dijo fue uno de los "mejores senadores de Arizona" y héroe estadounidense.

El mal momento de Ward

Kelli Ward, quien perdió ante McCain en las primarias de 2016, está en medio de una controversia tras la publicación en redes sociales de un miembro de su campañaque sugería el viernes que la familia de McCain dio a conocer la decisión del senador de poner fin a su tratamiento contra el cáncer con el fin de desviar la atención de su campaña, la cual precisamente ese día iniciaba un tour en bus por el estado.

El reportero Brahm Resnik de Phoenix tuiteó una captura de pantalla de una conversación en Facebook donde una persona, que ha sido identificada como miembro de la campaña de Ward, cuestionó el momento de la declaración de McCain "en el día de inicio del recorrido en autobús de Kelli Ward" y preguntó "si fue un plan para desviar la atención de los medios de su campaña ".

El miembro del personal agregó, "No estoy diciendo que fue a propósito, pero es bastante interesante" y la respuesta de Ward en la conversación fue "Creo que querían tener una narrativa particular que esperan que sea negativa para mí".

Sin embargo, el sábado publicó: "Nosotros estamos muy tristes por la muerte del senador John McCain" y pidió a Dios fortaleza para su familia.


Mujeres para la historia

La contienda por el senado en Arizona se ha convertido en una batalla de mujeres que buscan conseguir la mayoría de los votos para ocupar la silla que dejará vacante Flake.

El tercer candidato entre los republicanos, el exsheriff del condado de Maricopa, Joe Arpaio, luce muy distante de sus contrincantes y se da por descartado que pueda tener alguna oportunidad de quedarse con la nominación.

Por eso, se espera que en noviembre, alguna de la cuatro pueda convertirse en la primera senadora federal elegida en la historia del estado, una dinámica que refleja las tendencias que se han visto este año con una aumento de la participación femenina en la aspiración a cargos de elección popular.

Este año sin duda hubo un incremento en el número de mujeres que se postularon tanto para el Senado como para la Cámara de Representantes, en esta última se ha registrado la mayor cantidad de victorias primarias en la historia del país. En Arizona las candidatas femeninas de ambos partidos para el Senado lideran las encuestas.

El Partido Demócrata tiene la mayor participación femenina con 32 candidatas que se postularon para el Senado en 2018, mientras el republicano tiene 22 mujeres en las boletas electorales.

Las demócratas en Arizona


  • Kirsten Sinema


A sus 42 años, Kyrsten Sinema. actual congresista por el Distrito 9 de Arizona asegura que conoce los desafíos que enfrentan los residentes del estado en el que nació y ha vivido la mayor parte de su vida.

Nacida en Tucson, cuenta que en su infancia tuvo que sobrellevar el divorcio de sus padres y su familia pasó por una situación económica difícil, pudieron salir adelante gracias al trabajo de sus padres y el apoyo de la iglesia a la que asistían.

Sinema ejerció en la Legislatura de Arizona entre 2005 y 2011, primero como representante y luego como senadora. Allí logró la aprobación de una ley para ayudar a los veteranos a pagar matrículas estatales en todas las universidades públicas de Arizona, tomó medidas enérgicas contra el tráfico sexual y abogó por la atención médica y la educación de los niños.

En 2013 llegó al congreso federal.

“Aprobamos el mayor aumento salarial para nuestros militares en casi una década, mientras bloqueábamos un aumento salarial para el Congreso. Apoyamos a nuestros veteranos, luchamos por el acceso a la atención médica y defendimos Medicare y la Seguridad Social. El Senador McCain y yo protegimos con éxito 3.5 mil millones para las escuelas de Arizona”, aseguró a Univision Noticias Sinema.

“Me postulo para el Senado para resolver los desafíos que enfrentan los ciudadanos de Arizona y hacer cosas para nuestro estado. He sido calificada como la tercer miembro del Congreso más independiente, trabajo al otro lado del pasillo para hacer bien las cosas”, comentó.

Las encuestas la perfilan con muy buenas opciones para convertirse en la primera mujer en el Senado por Arizona.

“El Senado necesita más personas que se centren en obtener resultados porque con demasiada frecuencia parece que la gente está demasiado ocupada con las disputas partidistas y los insultos que en hacer las cosas”, puntualizó.


  • Deeda Abboud


Deedra Abboud, tiene 45 años, es originaria de Little Rock, Arkansas y se mudó a Phoenix en 1998.

Dice estar orgullosa de sus raíces musulmanas, siempre viste cubriendo su cabeza.

Es abogada y fundadora de la firma de consultoría Instituto Global de Liderazgo Orientado a Soluciones. Ha trabajado en diferentes organizaciones, fue directora del capítulo de Arizona de la Freedom Foundation de la Sociedad Estadounidense Musulmana, un grupo de derechos civiles con sede en Washington.

Se graduó de Leyes en 2012, practicó la ley de inmigración y planificación patrimonial por casi cinco años. Es la más joven de cuatro hermanas y fue criada en un hogar de madre soltera.

Esta casada con Ali Abboud, CEO de las compañías internacionales de su familia en construcción y manufactura. La pareja se casó en 1999 y vive en Scottsdale.

Abboud se centra principalmente en motivar a los votantes más jóvenes y a las personas que no participan en política. En nueve meses, asistió a más de 500 eventos para hacer campaña, llegando a posibles votantes, a veces en lugares inusuales como raves e incluso clubes de comedia.

Para las elecciones presidenciales de 2016, afirma que observó como el diálogo nacional se volvió negativo y destructivo y su objetivo es cambiar ese diálogo.

"Al final, en Estados Unidos, somos una familia (...) Una familia disfuncional y no siempre nos queremos unos a otros, pero al final, somos una familia. Una familia siempre trata de resolver su disfunción”.

Abboud afirma que muchos la señalan por ser musulmana y enfatizó que cree en la separación de la religión y el estado. Durante la campaña ha sido blanco de grupos e individuos que expresan racismo, odio e ignorancia.

Las mujeres republicanas

La doctora Kelli Ward y la actual congresista Martha McSally se enfrentan al exsheriff del condado Maricopa, Joe Arpaio: En esta contienda el presidente Trump optó por no dar su respaldo a ningún candidato, pese a que en el pasado alabó a Arpaio e incluso le concedió un polémico perdón presidencial que le permitió inscribir su candidatura.

Las dos mujeres han tenido enfrentamientos fuertes durante la campaña, el último episodio ocurrió esta semana cuando Ward aprovechó la muerte de la joven Mollie Tibbets en Iowa a manos de un mexicano indocumentado para decir que ese episodio había sucedido por la falta de "liderazgo" y "valentía" de los senadores republicanos John McCain y Jeff Flake.

Al mismo tiempo, dijo que McSally era una "defensora de la amnistía". Un vocero de la campaña de McSally dijo que no "dignificaría" el comentario de Ward con una respuesta.


  • Martha McSally


Martha McSally es la primera mujer piloto de combate de la Fuerza Aérea y actualmente representa el Segundo Distrito Congresional de Arizona en la Cámara de Representantes de Estados Unidos.

Actualmente, sirve en los Comités de Servicios Armados y Seguridad Nacional. La congresista también preside el Subcomité de Seguridad Marítima y Fronteriza.

McSally fue elegida en 2014, después de retirarse en 2010 como coronel de la Fuerza Aérea. Durante los 26 años de su carrera militar, estuvo seis veces en Medio Oriente y Afganistán, y ganó una Estrella de Bronce y seis medallas aéreas.

En su tiempo de servicio militar fue enviada a Arabia Saudita y formó parte del equipo de liderazgo que planificó y ejecutó la campaña aérea inicial en Afganistán después de los ataques del 11 de septiembre. También supervisó las operaciones de búsqueda y rescate de combate en el sur de Iraq y Afganistán, según su sitio web de la campaña.

McSally ganó las elecciones en 2014 por solo 167 votos y en 2016 con casi 44,000.

Durante su periodo en el congreso resalta en su página web que creó 18 proyectos aque se aprobaron, presentó una legislación que firmó el presidente para restuarar los derechos de las mujeres piloto de la Segunda Guerra Mundial paraa tener sus cenizas en el Cementerio Nacional de Arlington.

McSally recibió el respaldo del sindicato de la Patrulla Fronteriza, ella tiene su campaña enfocada en la seguridad de la frontera.

Kelli Ward


La doctora, exsenadora estatal y activista republicana, Kelli Ward, de 49 años, desafió, sin éxito, al senador John McCain en las primarias republicanas por el Senado en 2016.

Ward ingresó a la política en 2012 cuando fue elegida para el senado estatal de Arizona. Mientras cumplía dos mandatos en el cargo, continuó practicando medicina en los departamentos de emergencia en Lake Havasu City y Kingman, Arizona.

Durante sus tres años en la legislatura estatal, Ward apoyó legislaciones que beneficiaban a las pequeñas empresas y preservaban la Segunda Enmienda.

En su página web indica que luchó contra la crisis de opiáceos, protegió a los estudiantes vulnerables de Arizona y durante su último año en el cargo, obtuvo la aprobación de 19 proyectos de ley separados a través de la legislatura y el despacho del gobernador.

Tan pronto el republicano Flake, uno de los críticos más fuertes del presidente Trump en el senado, dio a conocer que no se postularía para la reelección, Ward anunció su candidatura.

Ella promueve defender la Constitución, asegurar la frontera, derogar el Obamacare y arreglar el sistema de VA para los veteranos.

Según ella, si es elegida desde el primer día en el cargo será un líder de las políticas de "América Primero" que reaviven la economía estadounidense, eliminar las regulaciones que terminan con los trabajos y mejorar la vida de los ciudadanos estadounidenses.


Mira también:

RELACIONADOS:Elecciones 2018ArizonaCandidatosLocal

Más contenido de tu interés