null: nullpx
Condenas

Condenan a una mujer a 20 años de cárcel por abusar de sus hijas adoptadas

Kimery Jorg, de 57 años, se declaró culpable el 12 de septiembre de dos cargos de abuso infantil contra sus hijas de 11 y 13 años, a quienes golpeaba con un palo de madera y las obligaba a beber vinagre de manzana, escribir repetidamente versos de la Biblia y dormir sobre una toalla en el suelo o afuera de la vivienda.
14 Oct 2018 – 4:19 PM EDT

Una mujer en Arizona recibió una sentencia de 20 años de prisión por abusar de dos de sus hijas adoptadas, dijeron funcionarios de la corte superior del sondado de Maricopa.

Kimery Jorg, de 57 años, se declaró culpable el 12 de septiembre de dos cargos de abuso infantil contra sus hijas de 11 y 13 años.

Las menores recibían golpes con un palo de madera y eran obligadas a beber vinagre de manzana, escribir repetidamente versos de la Biblia y a dormir sobre una toalla en el suelo o afuera de la vivienda, según el reporte de la policía.

Kimery Jorg y su esposo, Johann Jorg, de 65, fueron arrestados en 2014 y acusados de múltiples cargos de abuso infantil contra sus dos hijas adoptadas, dijeron en ese momento la autoridades. Johann Jorg fue condenado a 14 años de prisión después de declararse culpable de dos cargos de abuso infantil en 2015.

Todo salió a la luz en 2014 cuando la pareja le dijo a los empleados de Southwest Behavioral Health & Services que utilizaban tácticas de castigo con sus hijas por "robar y mentir", según los registros judiciales. La agencia lo notificó al Departamento de Seguridad Infantil de Arizona, que se comunicó con la policía de Peoria.

Cuando los oficiales llegaron a la vivienda de la familia Jorg observaron que las menores estaban desnutridas y tenían lesiones en los pies y la parte trasera del cuerpo, dijeron las autoridades.

Aparentemente, la niña de 13 años se vio obligada a vivir afuera de la casa en una tienda de campaña a la que llamaba "prisión profunda", mientras que la niña de 11 años dormía dentro de una toalla, ya que solo estaba en "prisión", dijo la policía en ese momento.

Los Jorg tenían cuatro hijas adoptadas, entre ellas una niña de 8 años y otra de 7. Las dos niñas más pequeñas no sufrieron abusos, dijeron las autoridades.

La pajera también tienen una hija mayor, Kourtney, quien inicialmente fue acusada de abuso infantil y secuestro. Se declaró culpable en 2015, pagó un período de cárcel y luego recibió libertad condicional.


RELACIONADOS:CondenasAbuso InfantilArizonaLocal

Más contenido de tu interés