null: nullpx
Salud

Alerta en Arizona por la presencia de pulgas portadoras de la peste bubónica

La plaga ocasionó más de 50 millones de muertes durante la Edad Media, pero hoy en día es curable si se detecta a tiempo. Las autoridades de los condados donde se confirmó la presencia del microorganismo advierten que no hay casos en humanos e incitan a la población a tomar precauciones.
17 Ago 2017 – 4:36 PM EDT

PHOENIX, Arizona. - La peste bubónica, la infección bacteriana que más muertes ha ocasionado en la historia de la humanidad, ha reaparecido en dos condados de Arizona (Coconino y Navajo). En un comunicado, las autoridades alertaron a la comunidad a tomar medidas para evitar la picadura de pulgas, principales portadoras de este mal que hoy en día es curable.

Las sospechas del brote surgieron cuando un residente notó que varios perros habían muerto en el área de Red Lake, a cinco millas de Williams, al norte del estado. Pruebas practicadas por el Distrito de Servicios de Salud Pública del Condado de Coconino (CCPHSD) arrojaron resultados positivos para Yersinia pestis, nombre científico del microorganismo que ocasionó la muerte de 50 millones de personas en Europa durante el siglo XIV (60% de la población).

Esta es la primera vez que las pulgas han dado positivo para la peste dentro de estos condados en lo que va de año. No se descarta que haya más lugares con pulgas infectadas. A principios de año, en New Mexico se reportaron tres casos de plaga en humanos.

Síntomas y contagio

Según la Organización Mundial de la Salud, la forma más común de la peste es la plaga bubónica, que se manifiesta cuando la bacteria se introduce en el sistema linfático e infecta los ganglios. La infección también puede manifestarse como neumonía si la bacteria llega a los pulmones. En este caso, el contagio entre humanos puede producirse con la inhalación de partículas del aire.

La plaga se puede transmitir a los seres humanos a través de una mordedura por una pulga infectada o por entrar en contacto directo con un animal infectado, por eso, los expertos consejan a las personas alejarse de pulgas, roedores, conejos y depredadores, que son potenciales portadores.


Los síntomas de la peste suelen aparecer de dos días a una semana después del contagio. Incluyen fiebre, dolor de cabeza, escalofríos e hinchazón de los ganglios linfáticos, según los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades.

Si usted ha entrado en contacto con un animal infectado o piensa que puede haber sido mordido, es importante que acuda a un centro médico para ser tratado lo más pronto posible, recomiendaron las autoridades. El diagnóstico precoz y tratamiento son fundamentales, de lo contrario, la peste podría provocar la muerte en poco tiempo.

"Los antibióticos y el tratamiento de los síntomas son eficaces, si la peste se diagnostica a tiempo", señala la OMS. En algunos casos, los infectados necesitan oxígeno, líquidos intravenosos y asistencia respiratoria.

Según los CDC, en Estados Unidos anualmente se reportan unos siete casos de plaga cada año. La última epidemia ocurrió en Los Ángeles en 1924.

¿Picaduras de garrapata causan infecciones?

Loading
Cargando galería
RELACIONADOS:SaludPlagasArizonaLocal
Publicidad