Inmigración

ACLU exige cambios inmediatos en las condiciones de detención de inmigrantes

Un representante de ACLU en Arizona advirtió que es urgente mejorar las condiciones de los centros de detención de inmigrantes porque sus derechos están siendo violados cada día.
30 Jun 2016 – 11:21 AM EDT

TUCSON, Arizona - La Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU) dijo que la Patrulla Fronteriza debe realizar "cambios inmediatos en las condiciones" de los inmigrantes privados de su libertad en centros de detención.

"Necesitamos mejorar la condiciones de estos centros tan pronto como posible, y no podemos esperar porque los derechos están siendo violados cada día", dijo James Lyall, abogado de ACLU en Arizona.

La declaración de ACLU se origina tras la decisión de un juez de una Corte Federal en Tucson de hacer públicas fotografías de las instalaciones de los centros de detención de Tucson, Casa Grande, Nogales y Douglas, adonde son trasladados los inmigrantes que pasan a custodia de la agencia federal.

Las imágenes salen a la luz a raíz de la demanda presentada en junio del año pasado por ACLU y otras organizaciones contra la Patrulla Fronteriza, por "las condiciones abusivas en las 'hieleras' o centros de detención aquí en Arizona", según Lyall.

La abogada agregó que las condiciones en los centros de detención en Arizona es algo que se repite en las estaciones de la Patrulla Fronteriza en Texas.

"A la gente le niegan cobija, camas, no pueden dormir, no hay comida o agua suficiente, hay mucha gente y los cuartos son muy sucios", sostuvo Lyall.

La demanda colectiva, presentada por tres inmigrantes, alude las condiciones inhumanas a la que son expuestos los indocumentados detenidos y que violan las leyes vigentes en EEUU.

"Son condiciones inhumanas, es helado, por eso le decimos la 'hielera'. Los baños a veces no funcionan, meten demasiada gente y exceden la capacidad de los cuartos", relató Norlan Flores, quien estuvo detenido tres días en el centro de Tucson y forma parte de la demanda colectiva.

Lyall afirmó que el gobierno se ha empeñado en esconder y tratar de desaparecer la evidencia para retrasar el proceso de la demanda.

Las fotografías muestran inodoros en mal estado, problemas con la iluminación, cerraduras en condiciones precarias, así como baños, fuentes de agua y cámaras de video que no funcionan.

Lyall explicó que la demanda no busca una remuneración monetaria sino un cambio en las condiciones de los estos centros de detención de la Patrulla Fronteriza.

Abogados de CBP afirmaron que los documentos que buscan ser públicos invaden la privacidad de los inmigrantes y ponen en riesgo la seguridad de las instalaciones.

La agencia migratoria declinó comentar al respecto dado que hay un litigio en las cortes.

Más contenido de tu interés