Indocumentados

El cruce de centroamericanos por Texas sigue muy activo: detienen a 131 personas en un lapso de 24 horas

Dos grupos grandes de indocumentados procedentes de Honduras, Guatemala y El Salvador fueron descubiertos cerca de Hidalgo, Texas, entre el lunes y la mañana del martes. Entre los detenidos había 45 familias y 22 niños solos. La mayoría de los que vienen “no huyen de los agentes. Vienen buscando que los detengan porque quieren protección”, dice religiosa que dirige un albergue en el sur de Texas.
12 Sep 2018 – 8:28 PM EDT

Este martes la Patrulla Fronteriza del sector del Valle del Rio Grande en Texas informó que detuvo a 131 inmigrantes procedentes de Centroamérica que ingresaron a territorio estadounidense sin documentos en dos operativos que ocurrieron en un lapso de poco más de 24 horas.

El primer grupo, de 66 indocumentados procedentes de Guatemala y El Salvador, fue descubierto por agentes asignados a la estación de Weslaco, cerca del poblado de Hidalgo, Texas, el pasado lunes. Entre los detenidos había 20 familias y 11 menores no acompañados.

Este martes, agentes de la misma estación hallaron otro grupo de 65 extranjeros originarios de El Salvador, Guatemala y Honduras, entre los se contabilizó a 25 familias y 11 niños solos.

En los últimos meses, las familias que son arrestadas en la frontera son procesadas y dejadas en libertad, según constató Univision Noticias.

José López, un inmigrante salvadoreño, que entró sin documentos al país con su hijo de 12 años de edad, dijo que pasó tres días detenido y que luego fue liberado. Ahora padre e hijo se dirigen a Las Vegas para reunirse con familiares.

La Hermana Norma Pimentel, quien dirige un albergue en el sur de Texas donde se da refugio a inmigrantes, cree que las familias siguen llegando, en grupos numerosos, porque la situación en sus países no está mejorando y caen presa de los traficantes de personas que usan cualquier razón para explotarlos y convencerlos a dejar su país.

“¿Por qué vienen si saben que la administración actual es muy severa y se van a meter en más dificultades?”, cuenta la hermana Pimentel que le preguntó a una familia que llegó a su albergue.

“La gente me dice que no les queda otra opción, el riesgo que corre su familia es muy grande y prefieren atreverse a ver si tienen suerte… y confían en que Dios les ayude a que su situación sea diferente. Ellos se mantienen confiados de que no les va a tocar (la deportación)”, dijo.

La mayoría de las familias centroamericanas que cruzan a Texas sin documentos son capturadas por agentes fronterizos, según Pimentel, porque gran parte de ellos se entrega a inmigración. “No huyen de los agentes. Vienen buscando que los detengan porque quieren protección”, explicó.

Carlos Ruíz, agente de la Patrulla Fronteriza, dijo a Univision Noticias que el sector del Rio Grande, en Texas, ha visto un incremento significativo de unidades familiares, no mexicanas, que ingresan a territorio estadounidense en comparación con las elevadas cifras del año 2014, cuando hubo una gran ola migratoria.

Durante el mes de julio, un total de 31,303 personas fueron detenidas en la frontera sur de Estados Unidos, en comparación con 34,095 en junio y 40,333 en mayo, según cifras del Servicio de Aduanas y Seguridad Fronteriza (CBP).

Ve También:

Un joven deshidratado, otro que intenta huir: un día en la rutina de la Patrulla Fronteriza en Texas (fotos)

Loading
Cargando galería