Elecciones 2018

Cómo una pregunta sobre inmigración sacudió la contienda demócrata por la gobernación de Texas

Los aspirantes a la candidatura demócrata, Lupe Valdez y Andrew White, debatirán este viernes en su intento por enfrentarse al republicano Greg Abbott en noviembre. Se espera que el tema migratorio retorne y tome relevancia y al menos una de las preguntas del encuentro será en español.
11 May 2018 – 2:29 PM EDT

En un foro reciente de jóvenes latinos, la aspirante a la gobernación de Texas Lupe Valdez arrancó con fuerza su presentación al apelar a su historia personal, como una hija de inmigrantes mexicanos trabajadores del campo. Recordó que de niña llegó con su familia a un restaurante que los rechazó, en el que había un letrero que advertía que no estaba permitida la entrada a “perros, negros y mexicanos”.

Años después, esa niña se convirtió en sheriff del condado Dallas, “en la misma ciudad en la que no nos dejaron entrar al restaurante”.

“Eso para mí demuestra qué tan lejos hemos llegado”, afirmó Valdez, quien nació en San Antonio en 1947. "Yo quiero ser la defensora de los texanos comúnes y corrientes".

Todo parecía irle bien en su intervención, hasta que Karla Quiñones, una estudiante de preparatoria de Dallas, cuestionó su historial como la principal autoridad del orden en el condado.


“Fue sheriff por muchos años, y parece que su legado es uno de apoyo a políticas antiinmigrantes que de hecho ampliaron las acciones de ICE”, le dijo al mencionar que Valdez había honrado los pedidos de retención de detenidos del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas y había dejado que agentes operaran en la cárcel de Dallas.“¿Por qué debemos confiar en usted hoy?”.

La respuesta de Valdez, quien aseveró que era limitado el tiempo que tenía para expresarse, esquivó en parte los asuntos mencionados por Quiñones.

La exsheriff destacó su férrea oposición a la ley SB4 de Texas, que veta las jurisdicciones 'santuario', y dijo: “La inmigración es un asunto federal, pero yo creo en una reforma migratoria integral que ofrezca un camino hacia la ciudadanía... También estoy preocupada por nuestros dreamers, nuestros dreamers han estado en la comunidad por siempre, por mucho tiempo, y si este no es su país, ¿cuál es?”.

La respuesta no satisfizo a Jolt, el grupo de jóvenes latinos que organizó el foro y el tipo de demografía que los demócratas quieren movilizar con Valdez, quien podría convertirse en la primera candidata latina por uno de los dos principales partidos a la gobernación de Texas. "Nos hubiese gustado que @LupeValdez hablara más en detalle de su historial en el condado de Dallas", tuiteó la organización.

Luego del foro, Jolt anunció su respaldo al empresario Andrew White, rival de Valdez en la segunda vuelta de las primarias demócratas. White, de 45 años, es hijo del difunto gobernador de Texas, Mark White (1983-1987) pero hasta ahora se había mantenido alejado de la política. La exsheriff publicó un comunicado en el que intentó explicar su historial, pero el momento ya había pasado.

"Es un buen ejemplo de su inexperiencia y poco entendimiento de algunos de los asuntos más importantes", señaló a Univision Noticias el profesor de ciencias políticas en la Universidad Rice, Mark P. Jones, quien destacó que las juntas editoriales de The Dallas Morning News y el Houston Chronicle optaron por apoyar a White al argumentar que había mostrado un mejor manejo de las políticas estatales.

El incidente en el foro es visto también como un ejemplo de lo que Valdez, quien pasó a la segunda vuelta con una ventaja holgada de 15 puntos sobre White, deberá evitar este viernes a las 7:00 pm, en el primer y único debate por la candidatura demócrata a la gobernación.

White había estado insistiendo en un debate con Valdez, quien anunció que participaría la semana pasada.

"Es crucial que Valdez pueda responder con confianza las preguntas sobre políticas estatales y no tenga ninguna metida de pata grave que la gente pueda interpretar como incompetencia", señaló Jones. "No necesita ganar el debate, necesita desempeñarse competentemente".

El ganador en la segunda vuelta de las primarias del 22 de mayo, se enfrentará contra el actual gobernador republicano Greg Abbott, una contienda vista como un enfrentamiento entre David y Goliat. Ningún demócrata ha logrado llegar a un puesto con potestad estatal desde 1994.

Valdez, favorita del partido vs. White, un moderado

Durante su campaña, Valdez ha sufrido sus golpes políticos pero sigue contando con el apoyo de importantes grupos y la amplia mayoría de los líderes demócratas en Texas, destacaron expertos.

"Lupe Valdez fue una de las voces más fuertes dentro de las agencias del orden en contra de la #SB4. Mientras que otros se mantuvieron al margen, @LupeValdez peleó al lado de la comunidad hispana contra ese proyecto lleno de odio. ¡La apoyo!", escribió el representante estatal Rafael Anchía en Twitter, en un mensaje acompañado de la carta que Abbott le mando a Valdez en octubre del 2015, cuando la entonces sheriff anunció que no aceptaría todos los pedidos de ICE de detener a personas sospechosas de estar sin documentos más allá de su fecha de liberación.

Lupe was among the most forceful voices in law enforcement against - While others sat on the sidelines, @LupeValdez fought side-by-side w/ the Latino community against this hateful bill. I'm with her!


Este jueves, el exalcalde de San Antonio y funcionario federal durante el gobierno de Barack Obama, Julián Castro, también hizo público su respaldo a la exsheriff.


"Muchos demócratas progresistas no quieren que Andrew sea el nominado del partido", señaló Jones. Valdez "encaja en el molde de lo que los demócratas progresistas creen que debe ser el futuro del partido por tratarse de una latina. Para ellos, el futuro del partido está ligado a los votantes latinos".

Después de California, Texas es el estado con más hispanos en el país. Valdez también hizo historia al convertirse en la primera sheriff abiertamente gay en Texas cuando llegó al cargo en el 2004. Renunció para lanzar su campaña.

White, por su parte, se ha presentado como un demócrata conservador o de "sentido común". Antes de oficializar su campaña, incluso le dijo al Texas Monthly que era un "republicano moderado" al argumentar que son "simples etiquetas" y "los asuntos son demasiado complicados para limitarnos a lo que cree un grupo o lo que cree este grupo".

"Estoy buscando ser gobernador para devolverle la sanidad y la razón al gobierno estatal, para que los texanos vuelvan a tener esperanza", afirma en su sitio de campaña, que tiene más información en español que el de Valdez.

White también afirma que hay que manejar al estado como "una empresa, dándole prioridad a las necesidades de los clientes y al mismo tiempo administrando bien las cuentas".

Un perfil reciente en el Texas Tribune cuenta cómo su experiencia rescatando a vecinos afectados por el huracán Harvey lo animó en parte a lanzarse a la gobernación. Eso, su recuperación de una enfermedad, la muerte de su padre el año pasado y la falta de un candidato demócrata de alto perfil para competir por la gobernación.

"Mi papá se hubiese avergonzado", le dijo al medio. "Me dije, carajo, sabes, yo lo voy a hacer".

A pesar de respaldarlo, grupos activistas como Jolt han cuestionado que White tenga una compañía vinculada a la seguridad fronteriza, que comercializa una tecnología que permite detectar el latido de corazones dentro de vehículos.

Una nota del Texas Observer, que exploró la posición de White respecto a la seguridad de la frontera, señala que Geovox Security está en uso en prisiones texanas, fronteras europeas y "ha sido puesta a prueba" por Aduanas y Protección Fronteriza (CBP).

En su sitio, White afirma que cree en una frontera segura y en políticas de inmigración legal que sean efectivas. "Sé que hay una manera de ser riguroso y a la vez tener compasión", señala. Y luego indica: "Nuestras fronteras débiles parecen una invitación de 1,254 millas que lee, 'Abierto para el negocio' para millones de inmigrantes indocumentados y a los criminales que se aprovechan de ellos. La inmigración ilegal viola nuestras leyes y nuestra soberanía".

Como parte de su plataforma, también aboga por una solución que permita que los jóvenes indocumentados con la acción diferida DACA se queden en el país, una vía a la ciudadanía para la gente que "trabaja duro y obedece la ley" y el retirar los fondos que Texas destina para la custodia de la frontera e invertirlos en educación.

White ha defendido a Geovox al decir que ayuda a salvar vidas, porque evita que inmigrantes mueran sofocados, pero tras las críticas de Jolt y otros anunció a principios del mes que se desprendería de la compañía.

Por su parte, la campaña de Valdez criticó lo que destaca como inconsistencias de White.

Al anunciar que aceptaba la invitación de grupos demócratas para debatir con él, Valdez destacó en una nota de prensa que las elecciones deben ser sobre lo que preocupa a los texanos, y "no por un segmento de 30 segundos de lo que se dice".

Y le lanzó esta punta a White: "Por mucho tiempo he sabido cuáles son mis valores. Soy una demócrata texana. Estoy a la espera de cuál opositor se presentará, si el 'demócrata muy conservador o el republicano moderado".

Inmigración, control fronterizo y una pregunta en español

Cuando los dos aspirantes se encuentren este viernes en la iglesia episcopal St. James en la que se realizará el debate en Austin, se espera que el tema migratorio y de seguridad fronteriza retorne y tome relevancia. Al menos una de las preguntas del encuentro en la será en español.

"Lo que sospecho pasó es que estos eran asuntos en los que muchos votantes demócratas asumieron que sus candidatos serían confiables, y ahora tienen razones para dudarlo y los ahora los candidatos deben responderles", le dijo a Univision Noticias, James Henson, director de Texas Politics Project en UT Austin.

En el caso de Valdez, deberá mostrarse articulada y con conocimientos de los temas estatales, White "buscará asegurarle a los votantes demócratas que es, de hecho, 'uno de ellos', y que está en síntonia con el partido aquí y ahora", acotó.

El ganador se enfrentará a Abbott, un gobernador popular y con una campaña muy bien financiada, el 6 de noviembre.

Vea también:

Texas celebra las primeras elecciones primarias del 2018

Loading
Cargando galería
Publicidad